Mostrando entradas con la etiqueta atenas. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta atenas. Mostrar todas las entradas

Consejos útiles si visitas los monumentos de Atenas


Si buscamos información sobre las ruinas de Atenas podemos encontrar un montón de detalles sobre la historia de las mismas, pero muy pocos en cuanto a cómo podemos llegar hasta ellas y la mejor manera de visitarlas. En la entrada de hoy te vamos a dar unos consejos si decides viajar a Grecia para disfrutar de sus maravillosos monumentos.

De turismo en Atenas, Grecia

Usa tu imaginación

Algunos viajeros se conforman con ir corriendo a los sitios, hacerse un par de fotos y salir disparados hacia un nuevo monumento. Sin embargo, si eres de esas personas que prefieren tomarse las cosas con calma y dedicarles el tiempo que se merecen. Sentarse tranquilamente en un banco para disfrutar de lo que se está viendo y reflexionar, incluso imaginar, cómo sería la vida en aquella época. Sin embargo, deberías tener en cuenta algunas cosas:

Turismo en Atenas, Grecia

Ármate de paciencia

Sí, no te queda otra. Lo mejor es que saques las entradas para los monumentos por tu cuenta y que no te importe perder mucho tiempo en las colas. Porque están compuestas por multitudinarias e interminables filas de personas, pero lo bueno es que tan rápido como llegan se van, así que no debes desanimarte si la visión te impacta.

Consejos útiles si visitas los monumentos en Atenas

Ten tu cámara a mano

Normalmente en los museos está terminantemente prohibido sacar cualquier tipo de fotos, con flashes o no. Sin embargo, en las ruinas de Atenas podrás hacer todas las que quieras, siempre que tengas cuidado de no atravesar las vallas que delimitan las zonas de seguridad.

Consejos útiles si visitas los monumentos en Atenas

Y cuidado con las vallas

En este tema son muy estrictos, siempre hay alguien cerca con un silbato para alertar si alguien se salta el perímetro e inmediatamente es echado por el personal de seguridad.  Por lo tanto, si no quieres que te pase eso, ya sabes cómo debes comportarte.


Sigue leyendo un nuevo post en Viajero Turismo: La acrópolis de Atenas

Atenas, una ciudad que fue eterna...

No es hoy ciudad de moda, pero nunca dejará de ser mítica: un lugar tejido con piedras, dioses y eterna hospitalidad.

Panorámica de la ciudad de Atenas en Grecia

Siempre que, entre el caos urbanístico, los ojos descubren las blancas columnas en lo alto, el corazón te da un apretón y se te humedecen los ojos. Estás aquí, en Atenas, antes cuna y hoy frontera de la civilización, en el sentido estricto de la palabra.
Grecia, el país de la Comunidad Europea que baila con la más fea en el patio minado de los Balcanes, tiene a casi la mitad de su población en esta urbe.
Los atenienses pueden estar viciados de patriotismo, pero también de cariño y filantropía. Con algo de esto acogen en sus calles a los miles de expatriados balcánicos que han sustituido a los turistas americanos, y a los que otros europeos han dado una solución más técnica. Para el extraño que va con bien, hay un tarro de hospitalidad en cada casa y un gran orgullo al destaparlo.

No es ciudad para estar de moda, pero lo estará porque la máquina de hacer monedas de millón, que son los Juegos Olímpicos considera que su fórmula necesita mejorar con una infusión de espíritu olímpico. Sus excavadores están poniendo la ciudad, que ya estaba patas arriba, con el culo en alto.

Acrópolis de Atenas

Entretanto, los atenienses navegan en el procelosísimo mar de sus vidas, que muchas similitudes guardan con las de los españoles de otra época. Su pasión por la política, bien afirmada sobre una crónica desconfianza entre gobernantes y gobernados; la separación de papeles entre mujer y hombre, entre mayores y niños; las comidas largamente dilatadas por la conversación, y la ineludible siesta te esperan al final de un túnel del tiempo, en el año en el que las tiendas que venden vaqueros y camisetas se llaman "de ropa americana".

Ya no pueden ajusticiar o, al menos, desterrar a aquellos de sus principales que no han cumplido los encargos de la Asamblea. Así que se sientan en la ouzería, magnífica institución para tratar éstos y otros defectos de las democracias modernas, y donde discurrir y proponer lo preciso para dejar de ser simples mortales.

El Partenón en la Acrópolis de Atenas

La Acrópolis de Atenas, un cúmulo de joyas arquitectónicas

Fue en el siglo V a.C cuando Pericles decidió convertir este pequeño cerro en un imponente lugar sagrado en honor a la diosa Atenea.
Algunos arquitectos como Ictíno y Calícrates participaron en la construcción bajo la dirección del gran escultor Fidias quien se reservó para sí mismo una gran escultura central en medio del santuario dedicado a la diosa Atenea, realizado en oro y marfil entre otros materiales.

Acrópolis de Atenas - que visitar

Durante al menos un par de siglos, Atenas fue el centro de la cultura helena, albergando escritores, sabios, filósofos, pintores, etc...

Con el paso de los años, esta Acrópolis fue sufriendo diferentes tipos de agresiones, por ejemplo al Partenón se le destrozó toda la parte frontal para incluirle un ábside y que ejerciera como iglesia cristiana durante el siglo VI.
En siglos posteriores, los otomanos utilizaron la Acrópolis como un polvorín y al Partenón le tocó ahora ejercer de mezquita.

¿Que ha llegado hasta nuestros días de la Acrópolis de Atenas?

-Algunas columnatas qué servían de acceso al recinto.
-El templo de Atenea Nike de estilo jónico y que sirvió para conmemorar la victoria contra los persas.
-El lugar más sagrado llamado el Erecteión.
-Y como no, la obra considerada cumbre de la Grecia clásica, estamos hablando del templo dórico El Partenón.

El Partenón de Atenas - que visitar

El pueblo griego no ceja en su empeño por conseguir todas las piezas de este gran complejo arquitectónico y turístico. Lleva muchos años reclamando, sobre todo al Reino Unido, la devolución de todas sus riquezas arqueológicas.

Mapa de la Acrópolis de Atenas - que visitar