Viajar con sensaciones, una escapada desde tu propia casa

 

En estos tiempos de confinamiento, angustia y estrés, a falta de unas merecidas vacaciones, una opción para relajarnos y dejar volar nuestra imaginación de forma accesible es mediante el uso de una shisha, también conocida como cachimba, a ser posible con nuestro círculo de familia  y amigos  más íntimos, creando un buen ambiente de ocio. Puedes echar un vistazo en este enlace de accesorios de cachimbas para descubrir todo un mundo alrededor de esta actividad: http://www.el-badia.com/es/5-accesorios


Los viajes y las sensaciones

Para aquellos curiosos que les gusta conocer otros lugares y sus culturas, es interesante saber que la shisha por sus orígenes se ha transmitido con los mongoles a otros lugares como Turquía, India y Egipto donde su popularidad hizo que se siguiera trasmitiendo hasta que hoy en día su uso es a nivel mundial, teniendo un gran uso social. De hecho en lugares como por ejemplo Marrakech su uso es tan habitual que se ha convertido en algo tradicional del país utilizándose tanto en el ámbito familiar como en reuniones de amigos. Es típico ver allí muchas teterías o cafeterías donde la gente se reúne a fumar.          

Debido a la gran demanda de esta práctica que últimamente está muy de moda en Europa, hay muchos locales dedicados específicamente al uso de las shishas, creando así una nueva forma de ocio donde aparte de pasar un rato agradable entre los tuyos puedes probar los diferentes sabores que se han ido incorporando cada vez más, traídos de diferentes países. Algunos sabores como son por ejemplo el sabor a dátil, a higo o a ciruela nos recuerda a Marrakech ya que son utilizados en muchos platos típicos de allí y con las pocas posibilidades de viajar en este momento fumar una chicha nos podría ayudar a imaginarnos que estáis allí de viaje.

Es fácil imaginar que venís de comprar en el zoco, luego habéis comido un cous cous buenísimo con un aroma a canela y miel y que después habéis parado a tomar un té con hierbabuena y a fumar una shisha. ¿Y si el sabor de la shisha es de nueces, miel y al azahar? Podrían ayudarnos a imaginar como si estuviéramos en un viaje en Egipto donde acabamos de parar a comprar unos deliciosos pasteles hechos con coco, nueces y pasas mientras nos fumamos una shisha en buena compañía. Y si encima os gusta la decoración árabe y las reuniones temáticas podéis junto con la shisha crear un agradable ambiente de paz y tranquilidad en casa y  sorprender a vuestros amigos transportándolos a un viaje de sensaciones y de imaginación.                                                                

¡No lo dudes y disfruta de una shisha en compañía de tus amigos dejándote llevar por las sensaciones que traen sus aromas!

Los lugares más bonitos de Fuerteventura

Si alguien te dijera que ha pasado unas vacaciones increíbles disfrutando de paisajes vírgenes, playas paradisíacas con fina arena y aguas cristalinas…. ¿Pensarías que has ido al Caribe? ¡Pues no es así! Podemos disfrutar de todo esto en una de las islas que conforman el archipiélago Canario. Concretamente hablo de Fuerteventura, esa isla  que parece tan pequeña en comparación con otros lugares, que no nos podemos ni imaginar la cantidad de paisajes fantásticos que alberga. Por algo se les llama las islas afortunadas.


Turismo en Fuerteventura


La isla, con sus extensos kilómetros de playas salvajes de arena blanca o negra, sus dunas indomables, el clima árido, las rojizas montañas y el largo número de volcanes que albergan en la vasta extensión que la conforman, han sido entre otras las razones por las que en el año 2009 la Unesco la declaró reserva de la biosfera. Empezando con la Isla de lobos que tan solo se encuentra en el norte a dos kilómetros de Fuerteventura posee de forma concentrada varios de los paisajes tan variopintos que nos podemos encontrar a los largo del resto de la isla, lo cual le hacen ser un lugar tan encantador.

En el norte nos encontramos con el pueblo de Corralejo con una gran actividad turística y el Parque Natural de las Dunas de Corralejo  que tras extensas y gigantescas dunas se encuentran estupendas playas donde poder practicar deportes acuáticos como windsurf o kitesurf  además de mágicas calas. El Cotillo con su playa al norte llamada la Playa de la Concha protegida por un arrecife natural fantástico.

Más al interior de la isla podemos encontrarnos con los molinos de viento, considerados hoy  en día como bienes de interés cultural. Antiguamente eran una pieza clave en el suministro de grano al resto de las islas.

Situándonos en el centro de la isla no podemos dejar de lado el pueblo pesquero Ajuy, sus imponentes acantilados o sus preciosas cuevas costeras con muchos años de historia.  Allí podremos visitar el Museo del queso Majorero, producto autóctono hecho con leche de cabra.  Ya en el sur de la isla es muy curiosa la playa de La pared con su arena negra y grandes acantilados donde rompen olas imponentes, siendo ese lugar de referencia para los surfistas.

Tras largas carreteras e impresionantes miradores a lo largo de todo el recorrido no nos podemos olvidar del importante Parque natural de Jandía, las playas salvajes y faros al sur de la península de Jandía que nos ofrecen paisajes tan impresionantes e inigualables como son las piscinas naturales  situadas al lado del océano que no os dejarán indiferentes, sin duda no podéis marcharos de Fuerteventura sin visitar este paraje natural.

Podéis descubrir mucho más de este destino en este enlace


Vacaciones en Fuerteventura

¡Disfruta de todo esto y mucho más, elige Fuerteventura y déjate llevar por los placeres de esta maravillosa isla, no te arrepentirás!