Mojácar: historia y belleza en Andalucía


Visto de lejos, Mojácar parece un conjunto de cubos de una blancura cegadora, amontonados los unos sobre los otros, trepando por la ladera sin orden ni concierto. Tal vez sea el pueblo más blanco de España, en cualquier caso, sin ninguna duda, es el más árabe de todos.

Mojácar, viajes y turismo

Sus desordenadas y empinadas callejuelas, los tejados planos de sus casas rematados en ocasiones por cúpulas, todo en la población evoca una medina marroquí. De vez en cuando, la aglomeración se abre en plazas y miradores, el mirador de la Plaza Nueva desde donde se tiene una magnífica panorámica del valle de las Pirámides, las sierras de Cabrera, Almagrera y Bédar, y el cercano mar Mediterráneo.

Otro punto mágico de Mojácar es el mirador del Castillo, el punto más elevado del pueblo, así llamado por estar situado junto al emplazamiento del antiguo castillo árabe, construido en el siglo XIII, en la actualidad en ruinas.


Booking.com Encuentra ofertas para tu escapada a Mojacar


Historia y puntos de interés de Mojácar

Mojácar ha estado habitada desde tiempos prehistóricos. Además de asistir al nacimiento de la primera gran civilización autóctona de la Península, la cultura Argar, Mojácar, como tantos puntos estratégicos del levante peninsular, también despertó el interés de fenicios, cartaginenses y griegos; sin embargo, estas colonizaciones no han dejado vestigios arqueológicos, al contrario que la posterior ocupación romana.


Turismo en Mojácar, Almería

Se han encontrado en Mojácar la Vieja una tejera de esta época y en el barranco de la Ciudad, restos de una villa agrícola. No obstante, como se ha apuntado antes, fueron los ocho siglos de la ocupación árabe los que configuraron la ciudad tal como puede verse en la actualidad.
De hecho, los arqueólogos creen que hasta el siglo XIII la ciudad estaba situada en Mojácar la Vieja y que por causas desconocidas el emplazamiento original fue abandonado y sus habitantes se instalaron el actual Mojácar.

En 1488, todos los alcaides de la comarca se rindieron a los Reyes Católicos, excepto el de Mojácar, que apelando a su españolidad, siguió respeto a vidas y propiedades. Sus condiciones fueron aceptadas por sus católicas Majestades que, no obstante, una vez entregadas las llaves de la fortaleza, expulsaron a sus habitantes y repoblaron la ciudad con cien familias cristianas.

Si durante los últimos siglos de la ocupación árabe Mojácar fue frontera entre los reinos cristianos y el reino nazarí, los siglos XVI y XVIII se convirtió en punta de lanza contra la piratería berberisca, que asolaba las costas levantinas.


Turismo en Mojácar, Almería, Andalucía

A finales del siglo XVIII, con la desaparición de la piratería, Mojácar vivió un corto período de esplendor, durante el que pudo desarrollar una productiva actividad agrícola. El paisaje de la comarca cambió, con sus bancales cultivados y sus canales de regadío, vestigios de la pericia árabe.

Este periodo de esplendor fue interrumpido por los desastres de la guerra de la Independencia, que asolaron la comarca con las incursiones guerreras, el hambre y las epidemias.

Mojácar vivía un nuevo siglo de oro entre 1838 y 1931 con la explotación de las minas de plata de la sierra Almagrera y la instalación de unos altos hornos en la comarca. A partir de la guerra civil, la ciudad se sumió en una decadencia sin precedentes, con una emigración que la dejo prácticamente despoblada hasta que en la década de 1950 la iniciativa del pintor Jesús de Perceval la convirtió probablemente en la ciudad más cosmopolita de España, poblado por una colonia de ilustres artistas que han sabido conservar el encanto del pueblo hasta nuestros días.


La Cala del Sombrerico, Mojácar, Almería

El cementerio de los ingleses

En esos años y animado por el ilustre pintor, el alcalde de Mojácar se ofreció a regalar terrenos a todo aquel que restaurara o edificara una casa. Pronto comenzaron a acudir artistas de todo el mundo, que convirtieron el pueblo en un extraordinario polo de creación.

El llamado cementerio de los ingleses alberga las tumbas de personajes como el pintor neoyorkino Fritz Mooney, el dramaturgo Win Wells, Henry Higgins, el primero torero inglés, el mariscal británico Purcell, la ex espía irlandesa Kate, o el pintor y mecenas danés Paul Beckett.


Disfruta de la gastronomía en Mojácar

Datos de interés:

Situación: En la provincia de Almeria, Comunidad Autónoma de Andalucía.
Población: 6.805 habitantes.
Clima: Mediterráneo meridional, veranos calurosos y secos, inviernos muy benignos.
Cómo llegar: En coche, desde Almería por la AL-12, desde granada por la A-92 y desde Málaga por la A-7, la n-340 y la E-15. En autobús, desde Almería, Málaga, Granada, Madrid y Barcelona.

Temporada de visitas: Todo el año, en invierno la temperatura es muy suave, y en verano, el visitante puede refrescarse en la playa, el Mediterráneo se encuentra a escasos tres kilómetros.

Fiestas: Primer jueves de Cuaresma, día de la Vieja, con comida campestres; en junio, fiestas de Moros y Cristianos; el 28 de agosto, fiestas de San Agustín; el 7 de octubre, fiestas de la Virgen del Rosario.
Información y turismo: 950 61 50 25 info@mojacar.es

0 on: "Mojácar: historia y belleza en Andalucía"