Escapada a Pamplona con y sin San Fermín

Turismo en Pamplona

Pamplona es conocida mundialmente por su “semana fantástica” durante el mes de Julio, pero más allá de San Fermín hay vida en Pamplona, cultura, historia, gastronomía y una ciudad increíble que todo el mundo debería visitar.
Intentare resumir parte de su magia a través del mismo recorrido que hacen los toros hacia la plaza, seguro que os sorprende todo lo que hay tras ese escaso kilómetro de recorrido.

Ciudadela y murallas de Pamplona

Puntuales como cada día entre el 7 y14 de julio de cada año los toros arrancan su veloz carrera hacia la plaza de toros de Pamplona.
Al abrigo del archivo de Navarra y museo son vigilados por el Santo Fermín, la imagen es colocada en ese altillo a manos de la dolida viuda de un corredor, durante el resto del año si giramos la mirada veremos una réplica, pero sirve en cualquier caso para solicitar alguna plegaria o ayuda.



A escasos metros se encuentra la plaza del Ayuntamiento, seguro que tienes en tu retina la imagen de miles de personas enfervorizadas deseosas de escuchar como cada año el famoso chupinazo, el punto de partida a las fiestas.

Caballo Blanco, turismo en Pamplona

Desde la plaza se observan las imponentes torres de la iglesia de San Saturnino, famosas por el gallo que las corona y el puntual reloj del siglo XV.
El patrón de la ciudad, San Saturnino nos aguarda en su interior.
Avanzamos en nuestro singular recorrido y llegamos probablemente a la esquina más conocida de la ciudad, Mercaderes, que da paso a la calle Estafeta.
Es una de las zonas más peligrosas y concurridas de toda la carrera, con y sin toros, ya que en sus calles se encuentran los bares de pintxos más populares de toda la ciudad.
Seguro que Ernest Hemingway buscó y encontró inspiración en alguna de las tabernas que todavía hoy se pueden visitar.

Turismo en Pamplona, encierros de San Fermín
Imagenes de PamplonaTurismo.es

Si seguimos el recorrido veremos la famosa tienda Kukusumusu, también nos recordaran si vamos fuera del periodo de encierros los minutos que faltan para la próxima fiesta, y es que Pamplona vive por y para sus Sanfermines.
Este punto concreto se denomina el “templo de los suspiros”, no es más que el recuerdo de lo poco que queda para volver a vivir con fervor los encierros y la pasión por la fiesta.

Sigue leyendo otro nuevo post en Viajero Turismo: Nesso, un bonito pueblo italiano

Aprovecha las gangas que puedes encontrar en Subasta de Ocio, regístrate gratis:

Subasta de Ocio

0 on: "Escapada a Pamplona con y sin San Fermín"