Mostrando entradas con la etiqueta colonia. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta colonia. Mostrar todas las entradas

Colonia: monumentos, ocio y fiesta

Situada muy cerca de la zona industrial del Ruhr, esta ciudad de un millón de habitantes, fue totalmente destruida durante la II Guerra Mundial y reconstruida en los años cincuenta con pocos recursos. A las puertas del siglo XXI, Colonia ha dejado de ser desde hace mucho tiempo una ciudad de mayoría obrera, y hoy se muestra al mundo como la capital alemana de los medios de comunicación: una de cada 10 personas encuentra trabajo en cualquiera de sus 500 casas de producción televisiva y cinematográfica.

Panorámica de Colonia, en Alemania


Es una ciudad joven, alternativa, que no tiene nada que ver con el aburrimiento administrativo de Bonn o el rigor financiero de Francfort. Es, además, una ciudad que respira arte. Con el paso de los años se ha convertido en la meta preferida de los artistas, que aprovechan su hospitalidad, calor humano y tolerancia para expresar libremente su creatividad.

Colonia vibra, goza, y sobre todo, disfruta la vida. Eso se nota especialmente en noviembre, cuando la ciudad se envuelve en el mágico delirio del carnaval, uno de los más grandes de Europa. Nadie falta a la cita, cada año un millón de personas se disfrazan e inundan las calles convirtiéndolas en un espectáculo multicolor.

Carnaval de Colonia

La fiesta comienza el 11 del 11 a las 11.11, sencillamente porque este número representa la locura, que es la auténtica protagonista de esta celebración que se prolonga hasta el mes de febrero. El carnaval está considerado como la quinta estación del año. En estos días el tiempo se detiene y no existen pausas. Todo está permitido: emborracharse, flirtear, robar un besito o incluso hacer el amor en la calle con desconocidos…

Pero los colonienses no se conforman sólo con su carnaval. Durante todo el año hay más fiestas callejeras. En julio, por ejemplo, se reúnen los homosexuales de Alemania y países cercanos para celebrar el Christopher Street Day, el festival dedicado al mundo gay en el que impera la trasgresión.

En agosto tiene lugar la Popkomm, la feria más grande del mundo. Durante tres días la metrópoli se convierte en un enorme concierto: en los Ring (las arterias principales de la ciudad) y en las plazas principales, como Neumarkt o Rudolfplatz, se presentan 2.500 artistas, mientras más de dos millones de espectadores bailan salvajemente en la calle.

En Colonia la diversión está asegurada. Y no sólo por sus fiestas, porque aquí la marcha en los bares y en los clubes nunca termina.

Colonia en Alemania