La Cueva del Guácharo: una aventura para los más extremos


Este increíble lugar de Venezuela se encuentra justo entre los estados Sucre y Monagas, y es uno de los destinos más solicitados por aquellos turistas amantes de la aventura y las actividades extremas. Es una de las cuevas más imponentes y hermosas del mundo, pues su longitud y dimensiones son inimaginables, además del graznido de miles de guácharos que viven dentro de la cueva y salen exclusivamente al anochecer, en busca de alimento.

Cueva del Guácharo, Venezuela

En el año 1975 fue declarado oficialmente Parque Nacional, como un mecanismo para preservar sus procesos naturales más importantes, su flora y su fauna tan diversa y magnífica. La propia cueva está ubicada en el primer bloque de este parque nacional: El Cerro Negro, que fue el primer lugar considerado un monumento natural en nuestro país. Además, está la Cuenca media del río Caripe, localizada junto al Cerro Negro.


La cueva del Guácharo es uno de los paisajes naturales más impactantes de todo el territorio venezolano por su biodiversidad y su extensión territorial. Predominan los bosques húmedos, helechos, formaciones fosilizadas y manzanos, sin mencionar la extensa variedad de flores y frutos exóticos que nos regala este majestuoso territorio. En cuanto a la fauna, los primates llevan el primer lugar, junto a los felinos grandes como jaguares, pumas y tigres. Del mismo modo podrías encontrarte con perros de agua y tigrillos.

Turismo en la Cueva del Guácharo, Venezuela

¿Qué encontrarás?

Gracias a sus majestuosas formaciones rocosas que datan desde la época del cretáceo y su cálido clima, este paraíso natural es el lugar ideal para quienes tienen en mente unas vacaciones arriesgadas y llenas de naturaleza y buena vibra. Podrías optar por escalar una de las rocosas montañas o navegar en las aguas adyacentes los cerros, como el río Cariaco, el Guarapiche, el Caripe, el río Carinicuao, Río Grande, y muchos otros. ¡Prepara tus maletas y vive la experiencia más extrema de tu vida!
Podrías hospedarte en la tranquilidad de algún pueblo cercano a este Parque Nacional, como Caripe, Teresén, La Guanota o San Agustín. De este modo podrías movilizarte fácilmente hasta tu destino de una manera confiable y segura. Si viajas por tierra, podrías fácilmente llegar por la vía de Caracas-Barcelona-Maturín-Caripe, o Cumaná-Caripe si viajas en un avión hasta la capital del estado Sucre.

Cueva del Guácharo, Venezuela, viajes y turismo

Sugerencias para ti


Si tienes intenciones de acampar en este parque nacional (no te culparíamos si ese fuera el caso), asegúrate de hacer previamente los trámites necesarios con la gente Inparques, quienes deben emitir una autorización para las personas que desean pernoctar en este sitio. De lo contrario, no podrás llevar a cabo tus planes. Te recomendamos, al mismo tiempo, que utilices las rutas establecidas y habilitadas para el acceso al parque, de este modo podrás garantizar tu seguridad y la seguridad de quienes te acompañan. Respeta las señalizaciones, sé un buen ciudadano y nunca desobedezcas a los guardaparques. Colaboremos para que Venezuela sea cada vez mejor.

Ni se te ocurra llevar a cabo actividades relacionadas con la cacería, encender fogatas, talar árboles o cortar algún tipo de vegetación, consumir alcohol o sustancias ilícitas, tomar fotografías o grabar vídeos publicitarios sin previa autorización de las autoridades competentes, o abandonar basura en el parque y sus cercanías.


¿Qué debe tener un hotel para ser perfecto?


Un buen hotel es el punto clave para tener unas vacaciones de ensueño, debe garantizarte el descanso y la mejor atención posible.
No te limites a elegir tu hotel en base a precios de oferta que ofrezcan, en esto no debes escatimar, recuerda que dicen que lo barato sale caro,  y en este caso un hotel deficiente sencillamente podría arruinar tus vacaciones por completo.


Un hotel para tus vacaciones

Si decides ir de vacaciones, obviamente deben ser buenas vacaciones, después de todo has trabajado mucho y te mereces días de descanso, por lo tanto no puedes conformarte con cualquier alojamiento.
Necesitas un hotel que te abra los sentidos y que brinde las mejores experiencias, que te llene de lujos y confort y que la atención sea de primera calidad en todo momento.
Hoteles con magnificas estructuras, llenos de rincones especiales cargados de arte y vanguardia, que sean deleite a tu vista. Y que te permitan admirar paisajes y vistas panorámicas que simplemente te dejen sin aliento.

Y no te olvides de la gastronomía, debes buscar alojamientos que alberguen los mejores restaurantes que sirvan los más exquisitos platillos para complacer tu paladar.
Definitivamente no subestimes la elección de un buen hotel, este es un punto que no puedes tomarte a la ligera.


Disfruta de los puentes con Quehoteles.com

Debes optar por cadenas hoteleras con trayectoria y prestigio, como por ejemplo iberostarhoteles.com cuya valoración por parte de clientes anteriores es excelente, basados en las prestaciones que estos alojamientos ofrecen. Y que además se encuentran esparcidos en casi todos los continentes del planeta.
Estos hoteles te bridan una experiencia única e inolvidable, rodeada de lujos que se acompañan de los mejores servicios del primer mundo y atención de excelente calidad. Justo lo que tú te mereces.

Un hotel perfecto es aquel que extrañas cuando regresas a casa y a continuación te guío por una serie de consejos, para que no te equivoques en la elección del mismo.


El ambiente y la ubicación del hotel



Elementos y servicios que debe tener un hotel para ser perfecto


La ubicación

Este punto es muy importante a la hora de elegir un hotel, debes procurar que tenga una ubicación estratégica que te acerque de manera sencilla, cómoda y segura a los lugares de interés histórico y turístico.
Ya sea que puedas realizar el recorrido a pie, o que tenga fácil acceso a medios de transporte.
La mayoría de los hoteles también cuentan con servicios de traslado para guiar a sus huéspedes a los sitios de interés.



Las habitaciones

Las habitaciones deben ser placenteras, elegantes y contar con una decoración sobria y armónica.
Deben invitar al descanso. Lo ideal es que cuenten con camas grandes y cómodas, además de que posean otros elementos que brinden confort, como escritorio, un armario espacioso, refrigerador con bebidas y sabanas suaves.
Dependiendo de la habitación de tu elección, están las que tienen bañeras y duchas de hidromasajes para garantizar la relajación completa del huésped.
Tanto el espacio de la habitación como el de la sala de baño deben ser amplios y pulcros.


Elegir un hotel

El ambiente

Desde el momento en el cual pisas la recepción del hotel debes percibir un buen ambiente, esto está relacionado directamente con la calidad del trato que recibas por parte del equipo de trabajo del alojamiento y con las instalaciones del hotel como tal.
El hotel debe tener un diseño que deleite todos tus sentidos, con acabados perfectos y detalles únicos de la arquitectura que verdaderamente te hagan sentir que estás en un lugar especial.
Debes recibir atención de calidad. Los empleados deben ser cultos, educados y muy amables, dispuestos a solventar todos tus requerimientos en tiempo oportuno.



El servicio

Debes interesarte por un hotel que ponga a tu disposición un servicio amplio y de la mejor calidad.
En ningún momento debes sentir que tu estadía es engorrosa o tediosa, sino todo lo contrario debe ser fluida y se deben garantizar todos tus requerimientos y exigencias de manera eficaz.
Un buen servicio a la habitación, de mantenimiento o de traslado son muy útiles para maximizar la experiencia durante tu permanencia.
Un buen servicio se traduce en clientes felices y satisfechos de que seguro volverán a hotel.

El ocio y  la relajación

El hotel perfecto debe tener la capacidad de brindar diversión y relajación a sus clientes. Debe ofrecer un itinerario en el cual no tenga cabida el aburrimiento.
En la actualidad la mayoría de los hoteles se preocupa por satisfacer este tema de manera efectiva, y ponen a disposición de los huéspedes hermosas piscinas con soláriums que poseen vistas panorámicas increíbles.
También planifican actividades, eventos y espectáculos para todos los gustos.
Además albergan gimnasios, centros fitness, y spa con salas de masaje y sauna para hacer garantizar la relajación total.


Un hotel para descansar

La gastronomía

Platillos a la carta ó menús personalizados son opciones que deben existir en un buen restaurante de un buen hotel.
Debes tener la posibilidad de degustar los más exquisitos manjares de la cocina autóctona e internacional.
La gastronomía ofrecida en el hotel debe llevarte a descubrir nuevos sabores y texturas en cada plato servido.

Las opiniones de los huéspedes anteriores

A menos que el hotel se esté inaugurando, es obvio que ya miles de personas con anterioridad han gozado de sus bondades.
Gracias a internet hoy puedes acceder a las calificaciones y opiniones que se merece el hotel según sus instalaciones, servicios y atención.
Aunque cada quien tiene su propia experiencia, igual te recomiendo revises estas valoraciones de forma orientativa.
Si el hotel ha recibido casi el 100% de buenas calificaciones entonces estás bien encaminado en la búsqueda del alojamiento perfecto.



El Lujo

¿A quien no le gusta rodearse de lujos? Y si se trata de días de descanso deseamos que se multipliquen.
Quieres que tu estadía sea esplendorosa, que se te trate al estilo de los ricos y famosos y que se te consienta en cada momento.
Los grandes hoteles están al tanto de esto y día tras día incluyen servicios especiales para satisfacer la sed de tus requerimientos.
Cócteles de bienvenida a base de los más finos y costosos licores, sabanas de seda, tratamientos corporales de última tecnología o piscinas climatizadas son solo algunos de los agasajos especiales que proporciona un excelente hotel para hacer felices a sus huéspedes

Los anteriores son consejos básicos y muy simples pero de gran ayuda al momento de identificar cual es el hotel que te va brindar la atención, servicio y placer que te mereces.