Turismo en Rupit y Pruit

Rupit es la cabeza del municipio de Rupit y Pruit, formado en 1978 para reunir los dos pueblos cuyo declive demográfico no justificaba la existencia de dos administraciones independientes. Pruit, de menor tamaño, tiene un hábitat muy disperso, con numerosas masías y sin un núcleo urbano definido.

Turismo en Rupit y Pruit, Barcelona

Hay que destacar que la normativa de la Unión Europea respecto a los contratos de concesión de la explotación agraria y la distribución de ayudas a la agricultura es incompatible con el régimen de alquiler tradicional catalán, lo que ha comportado el abandono de numerosas masías o su reconversión en residencias secundarias para veraneantes urbanitas.



¿Qué ver en Rupit?

Rupit vivió una época de esplendor hacia el siglo XVII en que la industria de transformación de la lana llegó a contar con 38 talleres en la población. La desaparición de esta actividad, incapaz de afrontar la competencia de los grandes centros fabriles del cinturón barcelonés, hundió a la población en una decadencia que el abandono de las masías a partir del siglo XX no ha hecho más que agravar. En la actualidad, el turismo estival y el fin de semana han estabilizado la población de Rupit.

El visitante dejar el coche aparcado en el exterior del pueblo y acceder al mismo cruzando el puente colgante, a 20 metros de altura, sobre la riera de Rupit.

Turismo rural en Ruit y Pruit, viajes y turismo

Las calles son empinadas, ascienden penosamente hacia el punto culminante del pueblo donde se hallan las ruinas del castillo. Desde allí se disfruta de una maravillosa vista, no solo sobre el casco urbano, sino sobre el altiplano de Collsacabra y los sistemas montañosos circundantes. Las calles del pueblo, como se ha indicado, son estrechas y empinadas.

El carácter turístico de Rupit ha impulsado los vecinos a decorarlas calles, balcones y ventanas con flores multicolores a imitación de los pueblos floridos que salpican la geografía francesa.
El nombre de Rupit deriva del latín rupes, piedra. Hay un aforismo que dice que a Rupit no se llega ni por tierra ni por mar, sino por piedra. En efecto, muchas de las viviendas, cuya edificación se remonta a los siglos XVI y XVII, están construidas con piedra local, lo que hace que desde lejos la población se funda armoniosamente en el paisaje. Muchas de ellas tienen hermosas ventanas góticas geminadas y arcos dovelados en la entrada con la fecha de construcción del edificio grabada en la piedra a modo de blasón.

Tú decides el precio y el hotel - Descubre Subastadeocio.es

La belleza de alguna de estas viviendas, concretamente la llamada de la Ferrería, en la calle del Fossar, llevo a los arquitectos catalanes Francesc Folguera y Ramón Raventós a reproducirla en el Pueblo Español de Barcelona, el recinto donde, con motivo de la Exposición Universal de 1929, se recreó una antología de la mejor arquitectura de los pueblos de toda España. Tanto es así que muchos turistas y veraneantes descubrieron Rupit a raíz de una visita al Pueblo Español, dónde quedaron prendados del encanto del edificio allí reproducido.

Turismo en Rupit, turismo rural

La calle más hermosa de Rupit, y probablemente una de las más fotografiadas de Cataluña, es la del Fossar, en cuyo extremo se alza una cruz con la fecha de 1641.
La iglesia parroquial de San Miguel, del siglo XVIII, es de un estilo que combina el tardobarroco con el neoclasicismo, pero el término cuenta con algunas iglesias más antiguas, como la bellísima de Sant Joan de Fábregas, románica del siglo X, con tres ábsides en hoja de trébol. Está situada a unos 4 kilómetros del núcleo urbano y desde ella se disfruta de una vista extraordinaria sobre el altiplano de Collsacabra y el macizo de las Guilleries.

Otra bonita iglesia es la pequeña capilla de Santa Magdalena, del siglo XVII, situada al otro lado del río y desde donde se tiene una hermosa panorámica del pueblo.

Subasta de Ocio

La masía catalana

Se conoce como masía un tipo de construcción rural desde la que se explota y administra una propiedad agrícola. Se trata de edificios de dos o tres plantas, con tejado a dos aguas. En la planta baja suele haber una gran cocina y diferentes dependencias de uso agrícola, cómo establos; en la primera planta está el Salón Noble, alrededor del cual se distribuyen los dormitorios; la tercera sirve de almacén de productos agrícolas.

Las masillas constituían una unidad de producción autosuficiente y los derechos sobre ella, tanto de propiedad como de explotación, se transmitían de los padres al hereu, el primogénito de la familia.

Sigue leyendo un nuevo post en Viajero Turismo: Carmona, uno de los pueblos más bonitos de España

Rupit, típico pueblo de montaña en la provincia de Barcelona


El visitante que se acerque a Trujillo quedará impresionado al ver su silueta alzada sobre el tolmo granítico de Cabeza del Zorro, coronado por el viejo castillo árabe. La ciudad estuvo habitada ya en época prehistórica y en la Edad del Hierro, si bien fue bajo la ocupación romana cuando adquirió importancia por su estratégica posición sobre el altozano que domina una vega, zona de paso entre la zona occidental de la meseta y las cuencas del Guadiana y Guadalquivir.


Turismo en Trujillo, Cáceres

El paso de los visigodos por la ciudad no dejó demasiados vestigios, al contrario que la ocupación musulmana que, durante los cinco siglos de duración, dejo tesoros, como el conjunto de monedas del año 1017 o monumentos como la alcazaba que preside el pueblo.

Esta última, a pesar de su imponente aspecto, no era más que la residencia oficial del gobernador omeya y las dependencias de su administración.



La guarnición militar estaba alojada en el albacar, un recinto amurallado junto a la alcazaba. Esta cuenta con ocho torres defensivas y cuatro puertas de acceso, una de las cuales la comunicaba con el albacar.

El edificio es una construcción típicamente militar, con escasas ventanas o saeteras. Se accede a él por una hermosa puerta con tres arcos de herradura. En su patio de armas se encuentran dos grandes aljibes que pueden ser visitados.




Qué visitar en Trujillo

El mayor atractivo de la ciudad, no obstante, es el casco urbano, con sus calles medievales flanqueadas con numerosas mansiones señoriales.


Visita el casco antiguo de Trujillo, Cáceres

Si Extremadura fue la región española que más contribuyó humanamente a las campañas bélicas de la conquista del continente americano, Trujillo fue sin duda la ciudad extremeña, y por ende española, que más conquistadores aportó.

Si bien los más conocidos son los hermanos Pizarro y Francisco de Orellana, la lista sería interminable, con nombres de guerreros como Martín de Meneses, Francisco de las casas, Diego galán de paredes, Francisco Bejarano, benefactores como María de Escobar, la mujer que llevo el olivo América, cronistas como fray Gaspar de Carvajal, canteros como Francisco Becerra, constructor de catedrales en América, etcétera.
Los que regresaron triunfantes de la aventura americana construyeron espléndidas mansiones, un patrimonio arquitectónico de los siglos XVI y XVII que da el carácter a la ciudad.


Turismo en Trujillo, Cáceres


La mayoría de ellas están en la hermosa Plaza Mayor porticada siglo XVI, o en sus alrededores.
Dicha plaza tiene en su centro la estatua ecuestre de Francisco Pizarro, obra del Charles Rumsey. La rodean notables mansiones nobles: palacio de los marqueses de Piedras Albas (siglo XVI), palacio de los marqueses de la Conquista, construido en 1560 por Hernando Pizarro, palacio de los duques de San Carlos siglos (XVI- XVII), Casa de la Cadena (siglo XV), palacio de los marqueses de Santa Marta (siglo XVI), torre del Alfiler (siglo XV), palacio de los Caves-Cardenas (siglos XV XVI), de los Chaves Sotomayor (siglo XVI), palacio de Juan Pizarro de Orellana (siglo XVI).

La plaza cuenta también con los edificios que simbolizan el poder en la ciudad: las casas del Concejo (siglo XV) y las iglesias de la Preciosa Sangre de Cristo (siglo XVIII) y de San Martín (siglos XIV – XVI).
Tradicionalmente las grandes familias trujillanas fundaban y protegían conventos y órdenes religiosas. Existen así, repartidos por la ciudad, numerosos conventos, como los de San Pedro (siglo XVI), Santo Domingo (siglo XVI), Santa Clara (siglo XV), San Antonio (siglo XVIII), Santa Isabel (siglo XV) o de San Francisco (siglo XV).


Visitar Trujillo en Cáceres, viajes y turismo

El monumento religioso más importante de la ciudad es la iglesia de Santa María, construida entre los siglos XIII y XVI en el emblemático emplazamiento de la antigua mezquita. Es un edificio tardorrománico con tres naves y dos macizas torres campanario. De su interior alberga los sepulcros de las grandes familias trujillanas.

Francisco Pizarro Gonzalez

El más ilustre trujillano, Francisco Pizarro González, hijo natural de una humilde sirvienta, ha pasado la historia por haber conquistado Perú al mando de un ejército de solo 180 hombres.

Después de hacer prisionero al emperador Atahualpa, pero como rescate una ingente cantidad de oro y plata, que los incas se apresuraron a pagar. A pesar de ello, Pizarro lo hizo ejecutar.



 Sin embargo, pronto surgió entre Pizarro y su compañero de armas, Almagro, un grave enfrentamiento que culminó con la ejecución pública de este último. Tres años más tarde, el hijo de Almagro organizó el asesinato de Francisco Pizarro en su propia residencia.

Sigue leyendo un nuevo post en Viajero Turismo: Pedraza, un pueblo en Segovia con encanto


Trujillo, turismo en la provincia de Cáceres

Turismo en Pamplona

Pamplona es conocida mundialmente por su “semana fantástica” durante el mes de Julio, pero más allá de San Fermín hay vida en Pamplona, cultura, historia, gastronomía y una ciudad increíble que todo el mundo debería visitar.
Intentare resumir parte de su magia a través del mismo recorrido que hacen los toros hacia la plaza, seguro que os sorprende todo lo que hay tras ese escaso kilómetro de recorrido.

Ciudadela y murallas de Pamplona

Puntuales como cada día entre el 7 y14 de julio de cada año los toros arrancan su veloz carrera hacia la plaza de toros de Pamplona.
Al abrigo del archivo de Navarra y museo son vigilados por el Santo Fermín, la imagen es colocada en ese altillo a manos de la dolida viuda de un corredor, durante el resto del año si giramos la mirada veremos una réplica, pero sirve en cualquier caso para solicitar alguna plegaria o ayuda.



A escasos metros se encuentra la plaza del Ayuntamiento, seguro que tienes en tu retina la imagen de miles de personas enfervorizadas deseosas de escuchar como cada año el famoso chupinazo, el punto de partida a las fiestas.

Caballo Blanco, turismo en Pamplona

Desde la plaza se observan las imponentes torres de la iglesia de San Saturnino, famosas por el gallo que las corona y el puntual reloj del siglo XV.
El patrón de la ciudad, San Saturnino nos aguarda en su interior.
Avanzamos en nuestro singular recorrido y llegamos probablemente a la esquina más conocida de la ciudad, Mercaderes, que da paso a la calle Estafeta.
Es una de las zonas más peligrosas y concurridas de toda la carrera, con y sin toros, ya que en sus calles se encuentran los bares de pintxos más populares de toda la ciudad.
Seguro que Ernest Hemingway buscó y encontró inspiración en alguna de las tabernas que todavía hoy se pueden visitar.

Turismo en Pamplona, encierros de San Fermín
Imagenes de PamplonaTurismo.es

Si seguimos el recorrido veremos la famosa tienda Kukusumusu, también nos recordaran si vamos fuera del periodo de encierros los minutos que faltan para la próxima fiesta, y es que Pamplona vive por y para sus Sanfermines.
Este punto concreto se denomina el “templo de los suspiros”, no es más que el recuerdo de lo poco que queda para volver a vivir con fervor los encierros y la pasión por la fiesta.

Sigue leyendo otro nuevo post en Viajero Turismo: Nesso, un bonito pueblo italiano

Aprovecha las gangas que puedes encontrar en Subasta de Ocio, regístrate gratis:

Subasta de Ocio

Escapada a Pamplona con y sin San Fermín

Descubre las Playas del Caribe


Sin importar la parte del mundo que te encuentres; al pensar en playas y mar siempre tendrás como referencia las paradisiacas costas caribeñas. Sus aguas poco profundas y cristalinas, así como su arena fina y dorada la convierten en el primer destino de los amantes de la buena vida y la naturaleza. 
Si estás planeando unas próximas vacaciones en esta región, no debes dejar de leer las 5 playas más bonitas del Caribe:



5. Playa Blanca: en el archipiélago de Los Roques, Venezuela, encontrarás muchas de las playas más bellas del Caribe. Es un territorio virgen ideal para quienes quieren estar alejados de todo y en contacto con la naturaleza.


Archipielago de Los Roques, Venezuela, viajes y turismo

4. Playa Manzanillo: en Colombia, en la Isla de Providencia. Es una playa con más de 300 metros de longitud, donde puedes deleitarte con la vista o sumergirte en sus cálidas aguas. 


Providencia, Colombia, mejores playas del Caribe

3. Palm Beach: otra de estas 5 playas recomendadas del Caribe, es un oasis tropical en Aruba. Su agua azul turquesa, su arena dorada y su suave brisa la convierten en uno de los destinos favoritos de los turistas del Caribe.


Palm Beach, Aruba, mejores playas del Caribe

2. Playa Bávaro: en República Dominicana, en Punta Cana se encuentra esta playa. Reconocida mundialmente por su exótica belleza, enmarcada en la tranquilidad de sus aguas y su arena blanca. En su costa podrás disfrutar de la tranquilidad y la buena energía que te transmite el Caribe.  


Playa Bavaro en la República Dominicana, viajes y turismo

1. Pink Sand Beach: ubicada en la Isla de las Bahamas, el nombre de esta playa se debe a un alga microscópica que otorga a la arena el tono rosado que la caracteriza.

Pink Sand Beach en Bahamas, viajes y turismo

Sin lugar a duda, las 5 playas más bonitas del Caribe merecen ser visitadas y disfrutadas a su máxima cabida. No lo dudes y enfila tus vacaciones hacia estos destinos.  

Sigue leyendo un nuevo post en Viajero Turismo: Aruba, un paraíso en la Tierra


Las 5 playas más bonitas del Caribe

Turismo en Carmona, Sevilla


Un paseo por Carmona es toda una lección de historia, y ello de la manera más amena que podamos imaginarnos, caminando por sus calles y contemplando su patrimonio arquitectónico, un auténtico museo de historia de Andalucía con muestras de las diferentes civilizaciones que desde la noche de los tiempos se han sucedido en la región.

Turismo en Carmona

La ciudad de Carmona está estratégicamente situada sobre la meseta de Los Alcores, en el extremo septentrional, en la zona  más alta y escarpada de la misma, lo que la convierte en una auténtica fortaleza natural que domina la fértil vega del Guadalquivir; ello le ha valido ser objeto de disputa de todos los pueblos que se han enfrentado para dominar Andalucía.




Historia y arquitectura de Carmona

Aunque se han encontrado vestigios arqueológicos del Paleolítico, el neolítico y la Edad del Bronce, la ciudad como tal fue fundada por la civilización tartesia en el siglo IX a.C. Más tarde, fue ocupada por los cartagineses, que construyeron un bastión y unos fosos defensivos de los que todavía quedan vestigios en la puerta de Sevilla.

En el 206 a.C., en el marco de la segunda guerra púnica, fue conquistada por los romanos, que la convirtieron en una de las grandes capitales de la Bética. Así, la dotaron de las murallas que, modificadas en mayor o menor medida en la Edad Media por cristianos y musulmanes, son las que han llegado hasta nuestros días.

La Puerta de Córdoba en Carmona, viajes y turismo

Los romanos, conscientes de la importancia estratégica de la ciudad hicieron pasar por ella la Vía Máxima, la futura Vía Augusta, que comunicaba Cádiz con Tarraco, y desde allí, cruzando la Galia, la capital, Roma.

De esta época son las murallas, puerta de Sevilla, la de Córdoba, la necrópolis y el anfiteatro.

Durante el periodo tardorromano y visigodo, Carmona sufrió una severa decadencia, la sociedad se ruralizó y la ciudad perdió el esplendor que había tenido en época imperial.

A partir del 713, la invasión musulmana revitalizó Carmona hasta el. de qué isla el capital de una "cora", una de las unidades administrativas de Al-Ándalus. Con la caída del Califato de Córdoba, Carmona pasó a ser una taifa hasta su incorporación al reino de Sevilla en 1042.

A partir de esta fecha, la ciudad sufrió la ocupación almorávide, que unifico Al-Ándalus, y la almohade, responsable de la construcción del Alcázar de arriba, o de Don Pedro.

La ciudad fue reconquistada por Fernando III y definitivamente incorporada a la corona castellana en 1247.

De la época musulmana quedan pocos vestigios: La intrincada red de callejuelas de su casco medieval, la estructura del patio de las abluciones de la antigua mezquita mayor, en lo que ahora es la prioral de Santa María, el citado Alcázar de Arriba, y la fortaleza de la Puerta de Sevilla.

El Alcazar de Carmona, Sevilla

El monarca castellano que más intervino arquitectónica y urbanísticamente en la ciudad fue Pedro I el Cruel, a quien se deben entre otras la reforma de la fortaleza de la Puerta de Sevilla y la radical reforma del Alcázar de Arriba para convertirlo en Residencial real.

En el conflicto que el centro que enfrentó a Pedro I con Enrique II de Trastámara por el trono castellano, la ciudad estuvo en el bando de Pedro I, resultó vencido, lo que desencadenó una durísima represión sobre la población local, provocando una gran mortandad.

Después de participar activamente en la toma de Granada, dura siglos XVI y XVII Carmona vivió momentos de esplendor gracias al descubrimiento de América y a lo que éste supuso como activador del comercio andaluz. Fruto de esta riqueza, la arquitectura adquirido tanta relevancia que, en 1524, los dominicos de La Española y de Puerto Rico contrataron una numerosa cuadrilla de albañiles de Carmona, probablemente moriscos. Esta prosperidad continuó durante el siglo XVIII gracias a las Mercedes concedidas por Felipe V a Carmona y otras ciudades andaluzas por su apoyo durante la Guerra de Sucesión.

Ermita de la Virgen de Gracia en Carmona

La leyenda de la Virgen de Gracia

Historia o leyenda, se cuenta que ante la invasión sarracena en el siglo VIII, los habitantes de Carmona ocultaron una imagen de la Virgen. Allí permaneció durante cinco siglos hasta que, reconquistada la ciudad por las tropas castellanas un pastor Dios con ella en una cueva.

La imagen fue llevada al pueblo en solemne procesión, pero a la mañana siguiente había regresado milagrosamente a la cueva.

Convencidos de la voluntad de la Virgen de permanecer allí, los carmonenses decidieron construirle una ermita para venerar a la que desde entonces se conoce como Virgen de Gracia.

Un café en el Parador de Carmona

Datos de interés:

Situación: En la provincia de Sevilla, Comunidad Autónoma de Andalucía.

Población: 27.950 habitantes.

Clima: Mediterráneo meridional, con inviernos muy benignos y veranos muy calurosos.

Cómo llegar: Desde Sevilla, que cuenta con aeropuerto, en coche o autobús por la Autovía del Sur.

Temporada de visitas: En primavera, para evitar los calores veraniegos.

Fiestas: Feria de Mayo, en la tercera semana de mayo; del 8 al 16 de septiembre, fiestas patronales, romería de la Virgen de gracias. Viernes, mercadillo.

Echa un vistazo al vídeo de Andalucía Turismo donde nos muestran los principales atractivos turísticos de Carmona:


Información y turismo: 954 19 09 55 turismo@carmona.org
Página web: www.carmona.org

Sigue leyendo ahora un nuevo post en Viajero Turismo: Sevilla, la ciudad europea con más monumentos


Carmona: historia y turismo en uno de los pueblos mas bonitos de España

Regístrate gratis en Subasta de Ocio y consigue chollos:


Subasta de Ocio