Mostrando entradas con la etiqueta portugal. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta portugal. Mostrar todas las entradas

Sintra: una villa de Lisboa llena de magia y misterio


A escasos kilómetros de Lisboa se encuentra la villa portuguesa de Sintra, una pintoresca población situada entre montañas cubiertas de pino de la Serra de Sintra. Sus parajes son perfectos, pues la localidad se caracteriza por la gran riqueza y variedad de edificios históricos, así como también por sus preciosos paisajes.

Palacio de Pena en Sintra, Portugal


Booking.com Encuentra ofertas en SINTRA o LISBOA


Atractivos de Sintra

La ciudad en sí está definida por hermosas calles empedradas, edificios tradicionales y gran cantidad de tiendas, cafés y restaurantes, la mayoría con vistas grandiosas sobre las llanuras centrales de Portugal.

Vistas desde el Palacio de Pena, Lisboa al fondo

En el centro histórico tienes acceso a disfrutar de un rico desayuno. En la plaza principal  está el Palacio de la Villa con sus dos chimeneas cónicas. Fue lugar de veraneo de muchos reyes. Su interior deslumbra por ser un verdadero museo del azulejo. El Palacio y Quinta de Regaleira impresiona por su decoración rica en simbología masónica.

Quinta Regaleira, Sintra, Portugal

El Seteais fue un palacio y hoy día es un hotel, necesario visitar para disfrutar de sus jardines y del mirador desde donde podrás apreciar el Palacio de Pena, fabuloso por lo colorido de sus paredes, el Castillo de los Moros y más allá, el mar.

Turismo en Sintra, Portugal

Palacios imperdibles

El Palacio de Pena tiene extensos terrenos de plantas hermosas y senderos forestales donde encontrará el punto más alto de la Sierra de Sintra, la Cruz Alta. Fabulosas vistas se han de apreciar desde allí, especialmente del estuario de Lisboa con el Océano Atlántico al fondo.

Jardines del Palacio de Pena, Sintra

Antes de subir a la Sierra se puede almorzar en algún restaurante del pueblo, o realizar un picnic en el Parque dos Castanheiros, un merendero bastante agradable. El Palacio de Monserrate y el austero Convento Dos Capuchos también son dos monumentos recomendables para visitar.

¡Sintra está llena de magia, encanto y lugares magníficos por recorrer!


Tesoros desconocidos de Portugal: El Parque Nacional de Peneda Geres


El Parque Nacional de Peneda Geres está ubicado en la frontera norte entre Portugal y España.

Peneda Geres es un impresionante laberinto de la conjunción de bellos bosques de robles, verdes valles ondulados, turberas, montañas de granito de 300 millones años de edad y las tranquilas aguas del río Homem.
Río Homen en Geres, Portugal
Río Homen

También es el único Parque Nacional de Portugal y cuenta con una región vinícola muy importante, Vinho Verde. Vinho Verde es la región vinícola más importante del norte de Portugal, famosa por sus vinos blancos nítidos y refrescantes que normalmente se hacen con Alvariño, mezclados con Loureiro, Arinto, Trajadura, Avesso o Azal.

Portugal también tiene reservas naturales, parques naturales, paisajes protegidos y varios monumentos naturales. Excepto por la designación de parque nacional, existen clasificaciones locales o regionales con designación relevante para ellos, siempre y cuando el nombre vaya acompañado de la fase de clasificación “local” o “regional".

Parque Nacional de Peneda Geres
Parque Nacional de Peneda Geres

Para ser honesto, nunca había oído hablar del parque antes de realizar la visita y me sorprendí al ver su biodiversidad. Hasta la fecha, aún se pueden encontrar manadas de lobos grises que merodeaban los espesos bosques, junto a jabalís, zorros, corzos y por no hablar de mi favorito, la ardilla roja ibérica. Mirando hacia el cielo puedes ver una de las 147 especies de pájaros portugueses que viven dentro del parque, incluyendo el águila real y los halcones.

Aparte, el parque protege 15 especies diferentes de murciélagos, 10 de los cuales están en peligro de extinción. Para los aficionados a la historia, Geres es también hogar de dólmenes megalíticos y otras tumbas, intercaladas de forma ocasional con la carretera romana y Espigueiros, grandes almacenes de grano construidos en piedra y apoyados en pilares.

Son muy características las delgadas ranuras verticales de los lados para la ventilación del grano. Repartidos por todo el parque de Geres, encontraremos docenas de baños termales.


Sigue leyendo ahora en Viajero Turismo: el barrio de Santa María de Belem en Lisboa

Oporto, mucho más que el vino que la hace internacional

Oporto, Port para los portugueses y desde ahora para nosotros, es una ciudad generosa, pues dio nombre a todo un país, que de Porto viene Portugal: Postocalem, condado que se hizo reino e independiente allá por el siglo XII, de la mano de Afonso Enriquez. El millón doscientos mil portugueses que pueblan la segunda ciudad del país, la capital del norte, suben y bajan interminables cuestas a lo largo y ancho de sus 817 kilómetros cuadrados y vierten sus ilusiones al Atlántico a través de las aguas del río Duero, igual que los lisboetas lo hacen a través del Tajo (no son éstas las únicas semejanzas entre ambas ciudades).

El rio Duero en su paso por la ciudad de Oporto

Y es también por el Duero, desde las altas tierras de los Tras-os-Montes, por donde llega el preciado néctar que ha dado fama internacional a la ciudad: el vinho do Porto, que en realidad en Oporto sólo se envasa y almacena para su distribución. Los ingleses son, desde hace algunos siglos, los principales consumidores de este elixir de dioses (y casi fueron sus inventores), y quién sabe si no fue por amor al vino, tanto como por odio a Castilla, por lo que históricamente se han mostrado amigos y aliados de los portugueses.

Mientras Lisboa recibe cientos de miles de visitantes, Oporto sigue su plácido discurrir cotidiano; el que se acerque a ella descubrirá un Portugal con un tempo más propio, ajeno a las aglomeraciones y los fastos lisboetas. Difícilmente podrá ser nunca una ciudad de moda y ese es precisamente lo que constituye su particular encanto.

turismo en Oporto

Los portenses tienen fama de trabajadores (como los gallegos de Vigo), quizá por eso Oporto se muestra sembrada de pequeños talleres y con una actividad discreta pero constante. Y fama de seria. Nos lo confirma Miguel Torga en su libro Portugal. El escritor nació no lejos de aquí, precisamente en tierras de viñedos. Descubramos pues la ciudad, y terminaremos diciendo, como el mismo Torga:"Eu gosto do Porto"

Turismo en Oporto, Portugal

El barrio de Alfama en Lisboa


El barrio de Alfama en Lisboa, Portugal

Portugal siempre ha sido sinónimo de aventuras y de mezclas raciales, algo que se ve muy presente en uno de los barrios más conocidos del mundo el Alfama que desde ya hace algunos años se ha convertido en una de las atracciones turísticas de Lisboa.

Originalmente este barrio fue el cetro portuario de Portugal y el punto de llegada de los inmigrantes africanos a esta nación. Realmente Alfama no es un barrio extraordinario, sino más bien un barrio que disfrutan los turistas por su agradable recorrido donde realizar visitas a las callejuelas del barrio que nos permite conocer más de la cultura portuguesa y sus raíces.

El Castillo de San Jorge en Lisboa

Así mismo, como por arte de magia, en el barrio Alfama se escucha el sonido del Fado ese melancólico ritmo que tanta fama le ha dado a Lisboa y que nació en este barrio en medio de las callejuelas. Si deseas conocer más de este ritmo y su historia puedes conocer el Museo del Fado.

Algo que hace bello al barrio de Alfama es la oportunidad de sacar una fotografía desde lo alto del barrio desde el cual podemos fotografiar de una manera única Lisboa y así podernos traer un recuerdo único de esta bella ciudad.

Alfama es perfecto para los turistas que disfrutan de los ambientes relajados y de visitar castillos como el conocido Castillo de San Jorge que se eleva en lo alto de barrio.

El barrio de Alfama en Lisboa, Portugal

Vacaciones en Lisboa


Panorámica de Lisboa

La capital de Portugal, que se entiende sobre las colinas en la orilla derecha del estuario del río Tajo, sin lugar a dudas es una de las capitales europeas más sugestivas. Desde sus barrios más antiguos y de carácter popular, hasta la elegancia sofisticada del centro y los impresionantes monumentos de Belem, Lisboa es una ciudad por descubrir, caminando y viviendo su especial atmósfera, vibrante, viva y melancólica. Para los turistas que deciden pasar sus vacaciones en Lisboa, uno de los principales atractivos son los barrios históricos.

La visita puede empezar en el Barrio Alto, uno de los más emblemáticos de la ciudad, con sus calles y callejuelas típicas, donde se encuentran librerías, tiendas de ropa y de diseño, bares y restaurantes. Por el día es uno de los barrios más sugestivos donde pasear, y por la noche se convierte en una de las zonas más frecuentadas de la ciudad. Sin dudas, es el destino ideal para quienes quieren escuchar el fado lisboeta, ya que en el Barrio Alto se encuentran algunos de los locales de fado más renombrados de la ciudad.

Cerca del Barrio Alto se encuentra el Chiado, zona caracterizada por una atmósfera bohemia y sofisticada, frecuentada por jóvenes, intelectuales y artistas. En el Chiado se encuentran emblemáticos cafés, como “A Brasileria”. En cambio, en la zona del Carmo se pueden visitar interesantes monumentos, como el Convento y la Iglesia do Carmo. Pero para conocer el Lisboa más señorial y elegante, hay que explorar La Baixa Pombalina, cuya arteria principal es la Rua Augusta, que une Terreiro do Paço con la Plaza del Rossio, centro neurálgico de la ciudad desde hace siglos.


Entre los barrios históricos de la ciudad, el más antiguo es La Alfama, que cuenta con una ubicación privilegiada: se extiende a los pies del Castillo de San Jorge, que está situado en la cima de la colina más alta de Lisboa, de donde se goza de impresionantes vistas de la ciudad y el estuario del río Tajo. Además de su atmósfera encantadora, el barrio de la Alfama cuenta con algunos de los monumentos más emblemáticos de la ciudad, empezando por el Castillo de San Jorge, que fue construido en el siglo XI y conserva once torres y algunos elementos característicos de las fortificaciones militares de época musulmana. Otros monumentos destacados de la zona son la Catedral, que es la iglesia más importante y más antigua de Lisboa, y la iglesia de Santa Engracia.

Los tranvías de Lisboa

El barrio de Santa María de Belém en Lisboa

En el área suroeste de la ciudad de Lisboa, más allá del Puente del 25 de Abril se encuentra el barrio de Santa María de Belém, una zona que pese a estar algo alejada del centro histórico de la ciudad, pasa por ser una de las imprescindibles en una visita a la capital lusa, ya que en esta zona se encuentran monumentos simbólicos como la Torre de Belém o el Monasterio de Los Jerónimos.

Torre de Belém en Lisboa

A partir del siglo XVI el distrito de Belém fue el principal punto de entrada y salida de las mercancías y personas que se movían entre Portugal y el Nuevo Mundo, por lo que la zona disfrutó de una época de esplendor y desarrollo notable.

Para llegar hasta aquí podemos coger un autobús (27, 28, 29, 43, 49, 51 y 112) o tranvía (15) desde Cais do Sodré. También es posible llegar en el tren de cercanías con dirección a Cascais. Una vez aquí nos encontraremos en una gran avenida junto a la desembocadura del Tajo.

Monasterio de los Jeronimos en el Barrio de Santa María de Belém en Lisboa

Justo a la altura de la parada se encuentran el Museo de Carruajes y el Museo de la República. Continuando en dirección suroeste atravesaremos varios jardines monumentales y en sus alrededores encontraremos el Monumento a los Descubrimientos, el Museo de Arqueología, el Monasterio de Los Jerónimos y la Torre de Belém. Los dos últimos son la máxima expresión del estilo arquitectónico conocido como manuelino y forman parte desde la década de los 80 de la Lista de Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Desde esta zona se puede apreciar además una espectacular panorámica del otro lado del río Tajo, la Almada, flanqueado por el Puente del 25 de Abril.

El barrio de Santa María de Belém en Lisboa

Sin ningún lugar a dudas en una visita a Lisboa, uno de nuestros días debe de estar dedicado por completo a Belém.

Coimbra en Portugal - mucha vida cultural y universitaria

Tradicional pero siempre joven, cargada de monumentos y de historia, la ciudad portuguesa se asoma al nuevo milenio orgullosa de su pasado y de sus siete siglos de universidad.

Cuna de leyendas y poetas, rincón de romanticismo y cultura, fuente de fados y sentimentalismo. Así es Coimbra, una hermosa ciudad de decadentes callejuelas ancladas en siglos remotos, un lugar donde el tiempo resbala silencioso y el pasado se muestra en descoloridos recovecos. Agazapada en una imponente colina, esta pequeña población de 160.000 habitantes se alza con personalidad y voz propia en la vida de Portugal.
Bendecida por el peso de la historia, embellecida por un envidiable conjunto monumental y prestigiada por su añeja universidad (la más antigua del país y la cuarta más antigua de Europa), esta blanquecina y luminosa ciudad se refleja en el caudaloso río Mondego, con el orgullo de haber sido capital del reino a mediados del siglo XII y de haber cobijado a la flor y nata de los intelectuales del país durante siglos.

Coimbra - Portugal

Coimbra es, en palabras de Saramago, una provinciana ciudad de dos cabezas, una propia y otra añadida de saberes y algunos inmateriales prodigios. Cerca de 30.000 universitarios estudian en Coimbra durante todo el año. Y son ellos los encargados de darle vida, de sumergirla en una atmósfera de dinamismo y cultura viva.
Coimbra seduce con una sugerente oferta cultural y una ajetreada vida nocturna. Además, se respira un jugoso aroma cosmopolita: representantes de toda la vieja Europa, del remoto Oriente y toda una legión de estudiantes procedentes de las ex colonias africanas de Portugal la habitan.

Universidad de Coimbra en Portugal

Son muchas las celebraciones que embellecen este rincón de Portugal a lo largo del año, pero es en la primavera (mayo), cuando se engalana para celebrar la centenaria Queima das Fitas, una de las mayores fiestas universitarias del mundo. Coimbra se olvida de sí misma y cede, una vez más, protagonismo a los estudiantes. Enfundados en sus negros trajes académicos, el fato y la batina (capa) que todos visten con orgullo, los estudiantes comulgan con los siete siglos de tradición de su universidad durante una semana de conciertos, ceremonias y noches sin fin. Uno de los momentos álgidos de esa fiesta es la Serenata Monumental, cuando las notas del fado se elevan desde las escalinatas de la catedral sobre una silenciosa multitud y las melancólicas melodías se diluyen en la media noche. Quizá sea la saudade del fado de Coimbra, palabra compuesta de nostalgia y melancolía a partes iguales, lo que mejor define el alma de esta ciudad. Porque Coimbra se resiste a mudar de piel. En el nuevo milenio, sigue mirando hacia atrás, conjugando los verbos en pretérito. Y continúa recreándose en el pasado, convertido en epicentro de su identidad.

Fiesta de Queimas Das Fitas en Coimbra - Portugal


Paseos históricos y turísticos por Lisboa

Lisboa es la capital de Portugal y la mayoría de la población se encuentra aquí. Lisboa es rica en su historia (que se remonta a los fenicios en el año 1200 aC), la cultura, el arte, los negocios y la educación. Todo esto hace que sea un destino turístico de primera y un lugar ideal para visitar en los viajes de la universidad, durante su estancia en la histórica ciudad no deje de visitar el Oceanario de Lisboa (Museo de Biología), la Torre de Belém, el Museo Nacional de Arte Antigua, etc.

Lo bueno de este destino turístico es que si uno tiene el físico puede recorrer a pie cada una de las pequeñas calles que recorren toda la ciudad o en todo caso visitar los miradores desde los cuales podremos apreciar los hermosos paisajes a lo largo y profundo de la ciudad hasta llegar al rio, también podemos hacer el recorrido de la ciudad a través de los tranvías, los cuales hay muchos.

Tranvias en Lisboa - que visitar

Como en la mayoría de las ciudades viejas, cada monumento y rincón guardan una apasionante historia en particular. Para Lisboa muchas de estas historias tienen que ver con el mar, con hombres valientes y ambiciosos y reyes conquistadores que hablan de un pasado glorioso. Pero lamentablemente las historias no siempre son color de rosa, el terremoto de 1755 sembró tragedia, destruyendo casi completamente la ciudad. Después del terrible acontecimiento nada quedó en la Baixa de la vieja Lisboa. La zona fue totalmente reconstruida y los edificios que vemos actualmente datan del siglo XVIII.

Lisboa - que visitar

Esta es una excelente opción para tus próximas vacaciones ya sea en familia o en pareja siempre será una increíble experiencia.