Mostrando entradas con la etiqueta integrarte en una nueva cultura. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta integrarte en una nueva cultura. Mostrar todas las entradas

Cómo integrarte en una cultura nueva cuando viajas



Los mejores viajes son aquellos en los que aprendes un montón de cosas nuevas sobre la región que estás visitando y descubres nuevos amigos. Es decir, que cuanto más te alejas del circuito turístico más excitante se convierte la aventura. Y para ello debes saber qué hacer para integrarte con la población local.

Cómo integrarte en una cultura nueva cuando viajas

Piérdete en las calles secundarias, si te alejas del centro serás capaz de conocer la auténtica realidad del pueblo o ciudad que estás visitando. Si es la primera vez que tienes un acercamiento lo mejor es informarte de aquellas zonas que pueden ser más conflictivas.

Da igual si se trata de un centro turístico o un lugar más alejado, la idea es que te comportes como hace el resto de la población y no como un turista. ¿Y cómo hacemos esto? Pues para empezar deberías conocer algo del idioma local, ya que de otra manera cualquier interacción solo será posible a base de gestos o usando un idioma mayoritario como puente, por ejemplo el inglés.

Cómo integrarte en una cultura nueva cuando viajas

Esto nos da además la oportunidad de ir aprendiendo las palabras básicas de cada país que visitamos, lo que nos permitirá desenvolvernos con mucha más soltura en el futuro. Empieza con las cosas más básicas, las frases que sueles usar más a menudo y poco a poco podrás comenzar a ampliar tu vocabulario.

La gastronomía es otro de los aspectos más importantes, en este sentido no te limites a probar los platos que se supone más típicos en restaurantes pensados para el turismo convencional. Lo mejor es probar la cocina autóctona en locales de clase media, ya que así degustarás unos platos reales cocinados con ingredientes tradicionales y que no están adaptados al gusto de los comensales occidentales. Además, todo esto nos permite ahorra dinero que podemos invertir en cosas que realmente queramos.


Sigue leyendo un nuevo post en Viajero Turismo: Berlín, la navidad como un cuento de hadas