Mostrando entradas con la etiqueta estocolmo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta estocolmo. Mostrar todas las entradas

Estocolmo y sus 14 islas te van a sorprender


De turismo por Estocolmo, Suecia

No hay muchas urbes que puedan presumir de tener un parque nacional dentro de sus límites. Limpia, segura, con un envidiable nivel de vida y una abundante oferta lúdica y cultural, Estocolmo parece la ciudad perfecta (750.000 almas en el centro;1,8 millones con el extrarradio). Si hubiese que buscarle alguna pega sería por culpa del clima, pero lo cierto es que, con mal o buen tiempo, Estocolmo mantiene un pulso vital que se obstina en desterrar cualquier vestigio de melancolía báltica, algo a lo que no es ajeno el carácter de los suecos, y que suele sorprender a los visitantes que llegan a estas tierras cargados de tópicos sobre la frialdad de las gentes del Norte.

Construida sobre 14 islas, Estocolmo se presenta como un armonioso conjunto de edificios, lagos, bosques y puentes: una ciudad que parece flotar sobre el agua, como la describió la novelista sueca Selma Lagerlöff.
Hacia el Este, se diluye en el Báltico desmenuzándose en el rosario de islas, islotes y arrecifes —más de 24.000— que forman el archipiélago.
Esta imagen de puzzle, de ciudad fragmentada y múltiple, se ajusta a la idea que los suecos quieren transmitir de su metrópoli como capital cultural del 98: un lugar en el que hay cabida para la variedad y la diferencia.

No podía ser de otra forma en esta ciudad, permeable como pocas a la inmigración y el exilio, en la que uno de cada ocho habitantes es extranjero; una circunstancia que en otro lugar se habría traducido en la aparición de guetos, pero que aquí no ha hecho sino enriquecer su tejido social.

Museo Nórdico en Estocolmo

Kungsträdgarden (el jardín del rey) marca los límites entre el centro histórico y el moderno. Vidrio, cemento y metal definen la fría estética de esta zona, en la que se encuentran el área de negocios de Norrmalm y la estación central. Nada que ver con los elegantes edificios neoclásicos, con la filigrana de callejas de Gamla Stan, la Ciudad Vieja, o con ese lienzo naïf que es el parque Skansen.
El corazón del Estocolmo moderno es la plaza Sergelstorget. Foro de ciudad, aquí se manifiesta todo aquel que tiene algo que decir; es también donde más se nota la presencia de refugiados políticos. La otra cara de una ciudad que ha hecho del eclecticismo su mejor virtud.

Parque Kungsträdgarden en Estocolmo, Suecia


Puedes conseguir interesantes viajes desde Expedia