Mostrando entradas con la etiqueta enoturismo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta enoturismo. Mostrar todas las entradas

De enoturismo por La Mancha, otra forma de hacer turismo


La Mancha, esa tierra ya universal gracias a El Quijote. Pero ¿qué esconde esta región? En un principio no es de las más atractivas de España turísticamente hablando. Existen excepciones en puntos concretos como Toledo o Cuenca mientras que el resto de la región se las ingenia para atraer visitantes.

Enoturismo en Castilla La Mancha

En los últimos años el país ha visto como se potenciaba a la par que se ponía de moda el turismo rural. El escaparse al campo, lejos del ruido y el estrés de la ciudad es hoy día todo un estilo de vida. Una de las combinaciones perfectas para hacerlo es el vino, de aquí pudo nacer el llamado enoturismo.

Igual hemos exagerado pues el enoturismo no es más que seguir una serie de lugares o actividades relacionadas con el vino y su producción, pero me da a mí que si se combina con una escapada rural queda un pack perfecto. Sobre todo si la actividad está dirigida a grupos de reducidos de cierta edad con algo de poder adquisitivo.

Nos estamos perdiendo, a continuación enumeramos algunas opciones para hacer algo de enoturismo en La Mancha.

Castillo de Alarcón, Cuenca

Uno de los artífices de que los denominados vinos de La Manchuela hayan conseguido reconocimiento nacional es Jesús Casas. Este productor huyó de todo tipo de convencionalismos y se dedica a elaborar vino en todas sus fases. Aquí se cultiva, se recoge, se prensa y reposa. No es habitual que un productor con cierto renombre se ocupe de todas las fases de producción vinícola. Como resultado unos caldos exquisitos y una visita apasionante por sus dominios.

En la zona denominación de origén de La Manchuela podrás visitar lugares como Alarcón, donde disfrutar de su Castillo y las murallas.

El Toboso, Castilla La Mancha, uno de los pueblos a visitar en tu ruta de enoturismo

No obstante hoy día se producen en la región el 60% de los caldos de toda España. Existe la conocida como ruta del vino de Castilla La Mancha, esta conecta poblaciones como Valdepeñas, Los Hinojosos, El Toboso o La Roda. Durante la misma podremos admirar pueblos de origen medieval mientras visitamos bodegas y viñedos de todo tipo.


No existe una forma mejor de disfrutar de una región con mucha historia, mucho vino y una gastronomía de primer nivel. No lo pienses más, reserva una o dos semanas y prepárate para recorrer Castilla en coche olvidándote de todo y disfrutando de maravillosos caldos.

Los molinos de viento en Castilla La Mancha



Puedes seguir leyendo en el blog: Toledo, 3 culturas cargadas de historia

 Si te gustó el post puedes compartirlo en las redes sociales

Estudiar en la Universidad Internacional de La Rioja y haz turismo

La Rioja es un sitio recomendable para visitar, y como no, para vivir o pasar una temporada en él.
Si esto es por razones de estudio, para aprovechar las bondades de su Universidad, es muy recomendable aprovechar el tiempo libre en visitar la ciudad y los alrededores.

Si no puedes aprovechar esta oportunidad, también tienes la opción de hacer diferentes grados a distancia, como por ejemplo puede ser el grado derecho.

Pero si tu caso es que vas a pasar un tiempo en La Rioja o vas a hacer una visita, existen algunas visitas obligadas en este viaje.

Turismo en La Rioja

Entre ellas podemos destacar algunas iglesias con interés como la Catedral de Santa María la Redonda, la de Santa María de Palacio, o la de San Bartolomé.
En cuanto a museos visitaremos el de La Rioja, el de la Cultura del Vino de la Dinastía Vivanco o la Casa de las Ciencias.
También en el Barrio de Varea podemos encontrar restos arqueológicos interesantes.
Otros lugares serán La Muralla de Ravellín o el Puente de Piedra.

Lo mejores será perderse por sus callejuelas y disfrutar de un paseo por todos sus rincones con una guía turística, para no dejarnos ningún punto de interés sin visitar.

Las bodegas de La Rioja

El "Enoturismo", dos aficiones en una

Si eres un amante del buen vino y además te gusta viajar puedes aunar tus dos aficiones en una gracias al Enoturismo.

El enoturismo abarca las visitas a las zonas vinícolas, sus bodegas y los pueblos, además de aumentar nuestros conocimientos sobre la historia del vino y sus características.

Si duda alguna, puede ser una excusa perfecta para planificar una vacaciones y recorrer una denominación de origen como muchas de las que tenemos en España como puede ser la Denominación de Origen Toro, Montilla-Moriles, Rioja, Valdepeñas y un largo etcétera...

Fiestas de la vendimia


¿Qué nos ofrecen estas Denominaciones de Origen o una visita de enoturismo?

Nos harán una visita guiada por la bodega donde conoceremos todos los pasos desde la recogida de la uva hasta que el vino acaba siendo envasado, dispuesto para la venta.

Esto sería el núcleo de la visita, pero además debemos aprovechar para recorrer los lugares más interesantes de los pueblos de la zona y conocer su gastronomía, que como no puede ser de otra forma, deberemos de regar con un buen vino de la denominación de origen en cuestión.

A raíz del auge que tuvo este tipo de turismo desde hace algunos años, algunas de las grandes Denominaciones de Origen del país vieron un punto fuerte por el que apostar, construyendo algunas bodegas bajo la dirección de arquitectos de fama internacional, con lo que ofrecer al visitante un plus más en sus visitas y fortaleciendo esta vertiente turística del negocio del vino.

Las bodegas Portia del grupo Faustino diseñadas por Norman Foster