Mostrando entradas con la etiqueta edimburgo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta edimburgo. Mostrar todas las entradas

Las mejores atracciones gratuitas en Edimburgo

Edimburgo, capital de Escocia, es famosa por sus colinas y castillos que atraen a visitantes de todo el mundo. Sin embargo, si quieres ahorrar dinero, aquí encontrarás algunas de las mejores actividades gratuitas que puedes realizar en esta hermosa ciudad.



National Gallery of Modern Art

La National Gallery of Modern Art está situada en un edificio de estilo neoclásico, donde originalmente había una escuela, construida en el siglo 19. La galería alberga una impresionante variedad de obras de artistas como Picasso, Braque, Mondrian, Ben Nicholson, Matisse, Andy Warhol y Roy Lichtenstein. También hay exposiciones internacionales más frecuentes. La entrada a la colección permanente es gratuita.


National Gallery of Modern Art, Edimburgo

Scottish National Portrait Gallery

Aun siendo un país pequeño, Escocia tuvo una gran influencia en el mundo. En la Scottish National Portrait Gallery encontrarás cuadros de varios estilos de pintores escoceses y europeos, incluyendo a Van Dyck, Gainsborough, Copley, Rodin y Ramsay. También hay una colección de fotografía que ofrece una visión fascinante sobre el desarrollo de Escocia a partir del año de 1840. La entrada es gratuita, aunque hay algunas exposiciones especiales donde se cobra una tasa de admisión.


Scottish National Portrait Gallery en Edimburgo

Arthurs Seat

El Arthurs Seat es un volcán dormido que se encuentra a 250 metros sobre el nivel del mar y ofrece una vista única. Ninguna otra ciudad en el mundo tiene un volcán extinto en sus límites y el sitio también ofrece la oportunidad de explorar los restos de una fortaleza con más de dos mil años de antigüedad.


Arthurs Seat, Edimburgo, viajes y turismo

El Parlamento Escocés

Diseñado por el arquitecto catalán Enric Miralles, el edificio del parlamento es considerado como una maravilla arquitectónica. Puedes hacer una visita guiada gratuita y tener acceso a una exposición permanente, o incluso asistir a los debates que tienen lugar en el sitio.


Edimburgo, el Parlamento

El Royal Botanic Garden Edinburgh

Independientemente de la temporada, el Royal Botanic Garden Edinburgh es el lugar perfecto para admirar la belleza de la naturaleza y disfrutar del aire fresco. Siempre encontrarás alguna planta en floración y los colores son especialmente bonitos en el otoño. Desde los jardines, se puede tener una hermosa vista panorámica del horizonte de la ciudad.




Entra en Booking para encontrar los mejores precios 



Tomando el afternoon tea en Edimburgo



El afternoon tea es una de las costumbres más arraigadas en la cultura británica y aunque existen muchos lugares que son excelentes y reputados para tomar uno en la entrada de hoy os vamos a mostrar la mejor opción que existe en todo el mundo: Melville Castle en Edimburgo.

Turismo en Edimburgo

El afternoon tea es una costumbre que se puede llevar a cabo todos los días y los ingleses normalmente lo hacen pero si lo reservamos para el fin de semana podremos convertido en un acto especial y memorable, donde disfrutar del té acompañado a las pastas a las 5 de la tarde se une a la contemplación y la calma en un entorno difícilmente igualable.

Tomando el afternoon tea en Edimburgo

¿Qué es el afternoon tea?

No es simplemente un té que se toma por la tarde, se considera una comida, una bebida y al mismo tiempo un ritual, de forma muy parecida a como se integra en otras culturas como por ejemplo la nipona, donde el té tiene una tradición milenaria tanto social como gastronómica. Esta “merienda” consiste en tres bandejas que se presentan en torres y donde se sirven los más exquisitos aperitivos que hay que comer en un orden establecido, siguiendo el protocolo.

El Castillo de Edimburgo, viajes y turismo

En la bandeja que se encuentra en la base están los alimentos salados, como los sándwiches de queso que son muy famosos. En la de en medio están los botes de mermelada, mantequilla y scones, que son unos bollos dulces de pequeño tamaño de sabor irresistible. Y por último, en la superior están las delicias más dulces como la tarta o las magdalenas. Estas bandejas pueden venir acompañadas de té o café.

Tomando el afternoon tea en Edimburgo

Melville Castle

Según los expertos, el mejor afternoon tea del mundo lo puedes tomar en Melville Castle, un imponente castillo medieval que se encuentra situado a las afueras de la ciudad. El edificio fue reconstruido en el siglo XVIII y en la actualidad es un hotel y restaurante, que como puedes ver merece la pena visitar.


Sigue leyendo un nuevo post en Viajero Turismo: Los rincones menos conocidos de Atenas

Cómo moverse por Edimburgo


Edimburgo es sin duda uno de los destinos turísticos más solicitados en Europa en los últimos años y es que la capital de Escocia es una ciudad que conjuga a la perfección los valores de la tradición (monumentos, museos, cascos históricos, etc.) con los de la modernidad. Y además, a diferencia de otras grandes urbes, su tamaño es bastante acogedor, lo que ayuda a crear un ambiente increíble a la hora de tratar con sus gentes, de naturaleza abierta y amable. Por todo ello, Edimburgo es una ciudad que no te defraudará para pasar unos días en ella.

Las mejores maneras de moverte por la ciudad

Además, si no te echa para atrás el frío, estarías a un paso de visitar las conocidas Highlands o darte una vuelta por ciudades maravillosas como Glasgow. Sin embargo, no vayamos tan rápido, primer aprendamos a cómo debemos manejarnos en la ciudad y a menos que vayas por tus propios medios, el avión es el transporte que normalmente vas a usar.

Cómo moverse por Edimburgo

El aeropuerto de Edimburgo se encuentra situado a 13 kilómetros en dirección oeste y es el más transitado de toda Escocia, ya que por él pasan cada año casi 10 millones de pasajeros. Para ir del aeropuerto a la ciudad o viceversa, tienes varias opciones, siendo casi siempre la más rápida y económica el autobús, que dependiendo del tráfico tarda entre 30 y 45 minutos en llegar y el billete cuesta menos de 5 libras.

Estas son las vistas que encontramos tras salir del aeropuerto

Otra gran opción es el tranvía, un poco más caro, apenas media libra, pero con menos paradas y un tiempo de llegada fijo de 35 minutos, cuyo trayecto transcurre desde el aeropuerto hasta York Place. Lo mejor es comprar el billete antes de subir al tranvía o los precios aumentarán en casi 3 euros, en máquinas situadas muy cerca de las paradas.


Sigue leyendo un nuevo post en Viajero Turismo: Turismo en Helsinki, Finlandia

Edimburgo, historia y diversión

Edimburgo, historia y diversión


Una primera mirada hacia la parte vieja de Edimburgo deja paralizado a cualquier visitante recién llegado a Princes Street. El castillo se eleva imponente sobre la roca volcánica que fuera el inicio de la ciudad, y en su camino de lava los edificios históricos se van amontonando dejando sólo espacio para siniestros callejones y largas escaleras cubiertas de musgo.

Bajo las pisadas de los habituales turistas y la música de gaitas se encuentra la primera sorpresa:las cavernas subterráneas, antiguas casas que fueron sepultadas ante una imparable peste, que ha sido base y argumento de múltiples leyendas.

Castillo de Edimburgo en Escocia


Stevenson se inspiró en ésta, su ciudad natal, al escribir Dr. Jekyll y Mr. Hyde, lo cual resulta bastante lógico, teniendo en cuenta todos los aspectos escondidos (hide) que oculta la ciudad de Edimburgo.
Se comienza por los bajos de la ciudad y se puede continuar por las decenas de iglesias que ya han dejado de ser lugar de culto. Abrir sus históricas puertas se puede convertir en una actividad muy divertida: dentro se descubrirá un teatro, un albergue, un grupo de tiendas o un centro de escalada, por citar algunos ejemplos.

Festival Militar en Edimburgo - Escocia


Edimburgo, con su escaso medio millón de habitantes, conserva su primorosa fachada de lugar antiguo, pero su interior rebosa de rostros jóvenes, de historias de estudiantes venidos de todo el mundo, y así su evolución como ciudad, su vitalidad no se ha quedado estancada en ningún momento.

Su persistencia silenciosa ha conseguido que el nuevo milenio vaya a comenzar con la esperada devolución del Parlamento escocés, eliminado hace casi tres siglos por los ingleses.

Y, por el lado más cultural, continúa mejorando la enorme unión de festivales que se suceden desde primeros de agosto y hasta septiembre.

Desde que en 1947 aparecieran el Festival Internacional de Edimburgo y el Fringe (supletorio) como símbolos de paz, ambos no han dejado de crecer. El día 9 comienza el inmenso Fringe, tras haber sido introducido por el Festival de Jazz. Este año se mostrarán 1.300 espectáculos diferentes, sin contar todos los improvisados en las calles. Al teatro, la danza, el humor y la música se unirán el día 16 el Festival Internacional de Cine, el más largo del mundo; el Festival del Libro, el más grande de Europa, y el Festival Militar, una concentración de tambores, gaitas y desfiles en la explanada del castillo.

La población de Edimburgo se multiplicará por 10 hasta el día 5 de septiembre.
El mismo número de personas que en julio abarrotan la Royal Mile a las cuatro de la tarde se verán a las cinco de la mañana.

Y no habrá descanso en una ciudad en la que ni siquiera la luz del sol se oculta más allá de cuatro horas al día.

Panorámica de Edimburgo al atardecer