Mostrando entradas con la etiqueta berlín. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta berlín. Mostrar todas las entradas

Moverse del aeropuerto de Schönefeld a Berlín


Si eres de los que viajan en compañías de bajo coste y planeas una escapada a Berlín, aterrizaras en el aeropuerto de Schönefeld, asi que vamos a decirte como salir de esta pequeña localidad y desplazarte a la capital alemana.

Aeropuerto de Schonefeld, viajes y turismo

Tren

De todas las opciones de transporte publico seguramente sea la mas cómoda. La estación esta situada a unos 300 menos del aeropuerto y es difícil perderse, esta muy bien señalizada.

Para viajar a Berlín puedes utilizar los trenes S y RB.

Los S son tipo metro, mientras que los RB son trenes parecidos a los regionales o cercanías que hay en España. Los tipo metro pasan mas a menudo, mientras que los segundos apenas cada hora. En el caso de que puedas elegir te recomiendo los RB, son sustancialmente mas rápidos al parar menos en el trayecto.

Turismo en Berlín, Alemania

Autobús

Hay diferentes autobuses que te llevaran al mismo centro de Berlín desde el aeropuerto. La elección entre autobús y tren puede ser personal, yo me inclino por el tren dada su rapidez, pero si la idea es llegar al centro de la capital alemana también puedes optar por el autobús.

Taxi

Si buscas comodidad y no te importa gastarte mas dinero, dispones de una parada de taxis al salir del aeropuerto.

Calcula que serán unos 40 euros para llegar al centro de Berlín, así que tu decides…

5 Ciudades europeas para hacer turismo en bicicleta


Los amantes de la bicicleta, les encantará esta idea, hoy sugerimos a los viajeros las mejores ciudades europeas para el ciclismo, en el que el uso de este medio de transporte no sólo es posible, sino que se facilita enormemente. 


Turismo en bicicleta

Entre las mejores ciudades para caminar sobre dos ruedas se destacan Berlín, Copenhague, Ámsterdam, Barcelona y Lisboa. Todas han controlado los carriles para bicicletas y una fuerte cultura relacionada con el uso de la bicicleta, así como la infraestructura necesaria.

Aliado a todo esto, el cliente tiene la oportunidad y la sugerencia de los hoteles más verdes donde el viajero tendrá horas de pura relajación después de un delicioso viaje en bicicleta!





Barcelona


Hay actualmente cerca de 35.000 viajes diarios en bicicleta en Barcelona. La ciudad tiene rutas especiales y se define en específicas para el ciclismo, así como varios lugares donde se pueden alquilar. El hotel sugerido es el Hotel Hesperia Tower que es ecológicamente correcto, es bioclimático, utiliza energía renovable, tiene hidrotermales e instalaciones aerotérmicas y áreas fotovoltaicas.


Turismo

Lisboa


La lucha contra el mito de que las "siete colinas" pueden dificultar el uso frecuente de los medios de transporte, la ciudad de Lisboa ha estado invirtiendo fuertemente en la instalación de carriles de bicicleta. Lisboa ya incluye una ruta de 19 kms entre Belén y el Cais do Sodré y varios kilómetros de Santa Apolonia y el Parque de las Naciones, y se están preparando muchas otras vías para carril bicicleta. La sugerencia es el Hotel Solar do Castelo recibió la certificación Eco-Hotel, a raíz de sus buenas prácticas ambientales, incluyendo la reducción del consumo de agua, la elección de las lámparas de bajo consumo y el sistema integrado de aire acondicionado y calefacción de agua.


Turismo

Berlin


Berlín es también un paraíso para los ciclistas, no sólo por el gran número de carriles-bici, sino también porque de esta manera se puede ver la ciudad desde otra perspectiva. Por toda la ciudad se organizan "Bike Tours" en el que varios participantes viajan en grupo con itinerarios que van a presentar los diferentes lugares y los iconos de la ciudad. La sugerencia es la BioHotel am Lunik Park, ofrece cómodas habitaciones y comidas especiales preparadas con ingredientes de cultivo orgánico de alta calidad.


Turismo

Ámsterdam


Famosa por la gran cantidad de personas que utilizan este medio de transporte, el registro tiene alrededor del 40% de los habitantes de utilizar bicicletas cada día. Proliferan en todo el negocio de alquiler de bicicletas de la ciudad, en la que no sólo se alquilan las bicicletas como visitas guiadas en el mismo, así como mapas de rutas en la ciudad y fuera de ella. La sugerencia es para Eden Lancaster Hotel, situado en la zona más verde de Ámsterdam, enfrente del zoo Artis.


Turismo

Copenhague


Copenhague, donde hay carriles para bicicletas en casi todas las calles principales y en las zonas donde no hay carril bici, los conductores respetan los ciclistas. De hecho, es más rápido viajar en bicicleta que en coche o autobús. El "citibikes" la ciudad se puede utilizar de forma gratuita, con una 20DKK moneda de que se devuelve a la entrada. La sugerencia es ir hasta Crowne Plaza Copenhagen. Este hotel es 100% de CO2 verde, completamente neutral, el edificio certificado por el Green Building de Estados Unidos y es el miembro del Pacto Mundial de Naciones Unidas.


Turismo en bicicleta en Copenhague


Sigue leyendo un nuevo post en Viajero Turismo: Macao, un cruce de culturas en China





La Puerta de Brandenburgo en Berlín, Alemania


La Puerta de Brandenburgo en Berlín es uno de los más famosos monumentos de arquitectura en Alemania y tal vez el símbolo más reconocible de la capital del país. Durante mucho tiempo, la Puerta de Brandenburgo personificó la división de Alemania, pero desde 1989 hacen hincapié en la unidad del Estado.

La puerta de Brandenburgo

El nombre original de la construcción es la Puerta de entrada al mundo. Estos son el único sobreviviente hasta nuestros días las puertas de Berlín, que fueron creados en los años 1789-1791 por orden del rey prusiano Friedrich Wilhelm II. Puertas están hechas en el estilo del clasicismo estricto, como un modelo para su creación fue el famoso Propileos de la Acrópolis de Atenas. Su construcción duró poco más de dos años (1789-1791 minutos).
El autor del proyecto de la Puerta de Brandenburgo en Berlín fue el arquitecto Carl Gotthard Lanngans, que se considera actualmente el fundador de expertos de una nueva dirección en la arquitectura llamada "Berlín clasicismo". No se puede decir que la Puerta de Brandemburgo es totalmente única e irrepetible, por ejemplo, majestuosas columnas, hechas en el estilo dórico, son casi idénticos a los legendarios Acrópolis, las ruinas de los cuales se encuentran en Atenas, Grecia.

De acuerdo con el plan de Lanngansa, antes de la inauguración, la puerta estaba pintada de un blanco deslumbrante. Numerosos historiadores han propuesto la idea de que pintar el blanco puertas aconseja el arquitecto Johann Gottfried Schadow, que participó en la decoración de una de las principales atracciones de Berlín. De acuerdo a los documentos que sobreviven, se puede hacer una conclusión inequívoca: el proyecto de la diosa Victoria, que se conoce como símbolo de la victoria en un carro tirado por cuatro caballos, también pertenece a los sábalos. Quadriga altura de seis metros desplegados en el lado oriental de Berlín. La altura de esta estructura monumental es de veintiséis metros de longitud, y el espesor de once metros.


Es interesante que después de la conquista de Berlín por orden de la estatua de Napoleón Bonaparte fuera desmontado y trasladado a París. Sin embargo, después de la caída de la diosa ejército de Napoleón regresó a la capital de Alemania, recibió el premio en la simbólica Cruz de Hierro (condecoración militar alemana por sus logros en la guerra contra Napoleón).

Durante la Segunda Guerra Mundial, la fachada de la puerta fue severamente dañada, y la cuadriga en absoluto fue completamente destruida. Totalmente apariencia puerta fue restaurada sólo a 1956, y tomó su lugar cuadriga 2 años más tarde.

Desde el 12 de agosto 1961, la pared separaba Alemania Oriental y Occidental, que abarca un pase por las puertas de casi 30 años. Después de la caída del Muro en 1989, la famosa Puerta de Brandenburgo para todas las personas en Alemania se convirtió en un símbolo de la reunificación del país.

La Puerta de Branderburgo en Berlín, Alemania

Hoy en día, la construcción es uno de los principales atractivos de la capital alemana, las puertas se utilizan en muchos de los principales eventos que se celebran en Berlín. Por ejemplo, durante la recta final de la Copa Mundial de Atletismo en largas distancias y para los atletas, correr un maratón, se montó en la aproximación a la puerta.

Los berlineses están muy orgullosos de esta imagen, Puerta de Brandenburgo es un hito a menudo se pueden encontrar en una variedad de tarjetas postales y carteles sobre Berlín y Alemania.


Sigue leyendo nuevos artículos de viajes y turismo: el Castillo de Neuschwanstein en Alemania

Berlín, la Navidad como en un cuento de hadas


¿Queréis vivir ese cuento de hadas en navidad? Pues buscad vuelos bajo coste, coged un avión a Berlín en las próximas navidades y comenzad a revivir los cuentos de la infancia.

Vuelos a Berlín en Navidad

Los Weihnachtsmarkt (mercadillos navideños) son algo ya muy común en algunas ciudades de Alemania y Austria durante la época de adviento. En el pasado eran lugares de cobijo del frío implacable para los lugareños y con el tiempo se han convertido en mercados tradicionales de compras navideñas.
¿Invierno en Alemania no os seduce? ¡Pues os podéis perder de algo muy especial!



Ya desde finales de noviembre en Berlín todo comienza a ser una fiesta llena de colores preparándose para las Navidades y se convierte en el lugar ideal para comprar regalos originales.
En toda el área hay más de 50 mercadillos navideños que os invitan a conocerlos y además podéis aprovechar para probar todas las especialidades de la época, como pan de miel y almendras tostadas; y para los más frioleros, podéis entibiaros con el vino caliente con especias que venden en todas las esquinas. Será un recorrido lleno de magia.

Los mercadillos de navidad en Berlín

Podréis empezar por el siguiente circuito:

- El mercadillo que se encuentra frente al Palacio de Charlottenburg donde podréis disfrutar de espectaculares efectos de luz que bañan todo este palacio de estilo barroco, lo que logra un entorno lleno de fantasía. Los cerca de 150 expositores muestran sus selectas creaciones culinarias y artesanales, y también podréis encontrar productos navideños exóticos.

En una carpa navideña con calefacción podréis adquirir artículos de joyería, accesorios, muebles, lámparas antiguas y objetos de madera. También podréis degustar exquisiteces dulces y saladas y bebidas para combatir al frío. Todo esto en un marco de fantasía lograda por la combinación de las luces, los cánticos corales y los instrumentos tocados por los músicos.

- El bulevar Unter den Linden, donde seguramente os llamará la atención el mercado de gansos vivos frente al restaurante Lindenlife; que mantiene la tradición alemana de comer gansos en navidad. También os encontraréis aquí con el mercadillo de Opernpalais, uno de los más animados en el centro de la Mitte, muy cerca del Museo de Historia Alemana y de la zona de compras de la Friedrichstrase.

El bulevar Unter den Linden en navidad, Berlín

- Frente al ayuntamiento rojo de Berlin, justo en el corazón del centro histórico, encontramos el Mercadillo de Roten Rathaus, muy famoso entre el público infantil debido a su gran pista de patinaje sobre hielo, la más grande de la ciudad.

- Os invitamos a recorrer después el mercadillo de Gedachtniskirche, uno de los más populares de Berlín, con más de cien puestos de expositores. Seguiréis por el mercadillo de Breitscheidplatz, que se se encuentra delante de la estación de tren de Zoologischer Garten, en las calles tradicionalmente comerciales del Berlín Occidental.

- Para terminar, os aconsejamos pasear por el mercadillo navideño Chanukha (en el Museo Judío) que abre todos los días desde el mediodía hasta las 6 pm y donde podréis comprar productos traídos sobre todo de Estados Unidos e Israel.

Mercadillo de Roten Rathaus, Berlín

Pues ahora solo os queda coger uno de esos vuelos baratos a Berlín y conseguid que esta ciudad os haga sentiros niños otra vez.

Sigue leyendo en Viajero Turismo: Pequeña guía turística de Berlín

Berlín, un centro europeo cargado de historia

Panorámica de Berlín

Quien pasa unos días en Berlín, unas semanas, vuelve impresionado, afectado. Sus medidas hacen empequeñecer otras capitales europeas. Todo allá indica que la ciudad se prepara a conciencia para un destino nuevo y grandioso. Es una encrucijada que, con o sin Comunidad Europea, sitúa su punto nodal más lejos de nosotros, más hacia el Este.
Pero Berlín puede ya jactarse de haberse ganado las mayores expectativas, los alias más grandiosos que se le pueda endosar al nombre de una ciudad: "Ciudad símbolo del siglo XX", la ha llamado el historiador Allan Bullock y repetido Helmuth Kohl, en referencia a su torturada y decisiva historia reciente (hace un siglo fue la capital del mundo industrial; y luego la efervescente ciudad de la modernidad artística, la Bauhaus, Kandinsky, Schoenberg, Fritz Lang; fue el crisol de la revolución; fue la capital del nazismo.

Berlín, un destino con mucha historia

Va a ser la capital de Europa; la ciudad del milenio, todo lo que se le ocurra. El arquitecto británico Norman Foster se hace cruces de lo que está pasando allí des de 1989, año de la demolición del muro y la reunificación de las dos Alemanias: "Es algo milagroso, y sucede más rápida y aceleradamente que en el sueño más enloquecido". Lo que hace unos años estaba partido por la mitad, una de las cuales languidecía en la mediocridad del totalitarismo, mientras la otra se hallaba reducida a kindergarten y escaparate del "capitalismo con rostro humano"; donde todas las fuerzas contrarias chocaban y se anulaban en la tierra de nadie alrededor del muro, hoy, mediante una decisión política y un proceso arquitectónico verdaderamente titánico, se propone como la capital del país más poblado y rico de Europa, la Alemania de los 80 millones de ciudadanos que irradia su influencia sobre la Europa Occidental, extiende sus suburbios por Polonia, Hungría, la República Checa, Croacia y Eslovenia, y establece un diálogo privilegiado con Moscú.

Catedral de Berlín - que visitar

Es inútil consolarse pensando que la mayoría de sus vecinos leen Stern, mientras suspiran por comer paella y beber sangría en Mallorca. O que en la nueva Berlín, en cuyo perímetro París cabe seis veces, no todas las prospectivas son de color de rosas. Los landers alemanes tuercen el gesto ante el enorme gasto que está costando reunificarla y reconstruirla, y recelan que su consagración, que implica despojar de su espacio político a Bonn, de su capitalidad financiera a Francfort, de su capitalidad industrial a Múnich, desequilibre la armonía federal que tan bien le ha funcionado a Alemania durante la guerra fría.

Que visitar en Berlín

O que los mismos vecinos de la ciudad apenas se tragan entre sí: los del sector oriental abominan del paternalismo y la presunción de nuevos ricos de los otros, los cuales a su vez reniegan de la mala educación y la ineficacia de los ossis. O que su propio auge y encarecimiento esté provocando la emigración de los ciudadanos hacia las afueras. O que, a fin de cuentas, a finales del siglo XX y en un país tan bien comunicado como Alemania, ¿quién quiere vivir en una megalópolis? ¿En una megalópolis de nueva planta que sólo en el barrio de Prenzlauer Berg conserva una arquitectura cálida? Con tantos interrogantes, con tanta luz y promesas, Berlín nos llama imperiosamente. Uno quiere acercarse a leer ese signo tan grande y cargado de significados.