Mostrando entradas con la etiqueta afternoon tea. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta afternoon tea. Mostrar todas las entradas

Tomando el afternoon tea en Edimburgo



El afternoon tea es una de las costumbres más arraigadas en la cultura británica y aunque existen muchos lugares que son excelentes y reputados para tomar uno en la entrada de hoy os vamos a mostrar la mejor opción que existe en todo el mundo: Melville Castle en Edimburgo.

Turismo en Edimburgo

El afternoon tea es una costumbre que se puede llevar a cabo todos los días y los ingleses normalmente lo hacen pero si lo reservamos para el fin de semana podremos convertido en un acto especial y memorable, donde disfrutar del té acompañado a las pastas a las 5 de la tarde se une a la contemplación y la calma en un entorno difícilmente igualable.

Tomando el afternoon tea en Edimburgo

¿Qué es el afternoon tea?

No es simplemente un té que se toma por la tarde, se considera una comida, una bebida y al mismo tiempo un ritual, de forma muy parecida a como se integra en otras culturas como por ejemplo la nipona, donde el té tiene una tradición milenaria tanto social como gastronómica. Esta “merienda” consiste en tres bandejas que se presentan en torres y donde se sirven los más exquisitos aperitivos que hay que comer en un orden establecido, siguiendo el protocolo.

El Castillo de Edimburgo, viajes y turismo

En la bandeja que se encuentra en la base están los alimentos salados, como los sándwiches de queso que son muy famosos. En la de en medio están los botes de mermelada, mantequilla y scones, que son unos bollos dulces de pequeño tamaño de sabor irresistible. Y por último, en la superior están las delicias más dulces como la tarta o las magdalenas. Estas bandejas pueden venir acompañadas de té o café.

Tomando el afternoon tea en Edimburgo

Melville Castle

Según los expertos, el mejor afternoon tea del mundo lo puedes tomar en Melville Castle, un imponente castillo medieval que se encuentra situado a las afueras de la ciudad. El edificio fue reconstruido en el siglo XVIII y en la actualidad es un hotel y restaurante, que como puedes ver merece la pena visitar.


Sigue leyendo un nuevo post en Viajero Turismo: Los rincones menos conocidos de Atenas